Las empanitadas siempre son bien recibidas en todo momento

Sin duda alguna la crisis por la cual atraviesa el país ha desarrollado el ingenio y la creatividad en el venezolano, sobre todo para los que buscan no siempre llevar a la mesa de sus hogares, platos limitados, y esperan hacer algo rico y diferente, con lo que pueden tener a la mano.

Las empanadas es una comida que todos amamos, que podemos decir; es parte de nuestras tradiciones. Ya sea un desayuno en la cantina de algún colegio, hasta un manjar rápido cuando se nada en la calle.

También forma parte de nuestros compartir en familia. Por eso hoy te traemos una receta para preparar unas deliciosas ¡Empanadas de Yuca! así es, y sin necesidad de ningún tipo de harina.

¿Qué se necesita?

  • 1 Yuca grande.
  • Sal al gusto.
  • Ajo en polvo al gusto.
  • Queso rallado al gusto.
  • Pollo o carne –ya preparado- para el relleno (O cualquier ingrediente que creas conveniente, ya sea jamón, pescado desmenuzado, entre otros)

¿Cómo lo preparamos?

  • Se pela la yuca, y a partirla a lo largo se procede a quitarle de igual forma las fibras centrales. Luego cocerla hasta que estén suaves.
  • Colocarlas después en un bol, y triturarlas con la ayuda de un tenedor, hasta convertirlas en una especie de puré.
  • Añadir el ajo, la sal, el queso, y amasar.
  • Con las manos previamente embadurnadas de aceite vegetal, hacer bolitas con la masa.
  • En papel transparente de envolver (o una bolsa limpia de plástico) extendida sobre la encimera, colocar la bolita e ir aplastándola para darle forma. (Enjuaga frecuentemente tus manos, y rocía de aceite la preparación si es necesario, para que no se pegue del papel.
  • Procede a colocarle el relleno en el medio, y después doblar el papel hasta que tenga la forma de la empanada.
  • Llevar al horno previamente precalentado a unos 180° aproximadamente 25 minutos. O hasta que se vean “doraditas”

¡Y listo! A disfrutar de unas típicas empanadas horneadas, sin tantos ingredientes, y con una raíz que se ha vuelto la forma de solucionar una comida en los hogares venezolanos.