¿Tener una relación te hará más feliz? La sociedad y las películas tal vez te hicieron creer eso, pero hay estudios que dicen lo contrario, y la psicología los respalda.

El sociólogo Elyakim Kislev dice que es mucho mejor ser soltero, él realizó un estudio que después lo llevó a escribir el libro Happy Singlehood: The Rising Acceptance and Celebration of Solo Living, donde dice que los solteros tienen muchas más capacidades de las que el mundo cree para sentir felicidad y satisfacción a lo largo de su vida.

“Los solteros pueden vivir muy felices por sí mismos y pueden vivir una vida rica y plena. Los solteros suelen ser vistos como inmaduros y antisociales. Hay muchas ideas erróneas frente a ellos”, explicó Kislev, agregando que ya es hora de dejar de creer que solo tener una relación le da valor a una persona o que es el mejor camino para tener una buena vida.

Y no es el único que lo piensa, el psicólogo Leon F. Seltzer, de Psychology Today y Evolution of the Self, dice que, de hecho, tener una relación y el amor romántico pueden ser muy peligrosos para una persona, en especial para su salud mental (y ser soltero tiene algunos beneficio).

“El amor romántico suele ser la experiencia más emocionante que jamás haya tenido. ¿Qué podría ser más emocionante, más gratificante o (en la producción de endorfinas) más gratificante químicamente?”, dice Seltzer. “Aún así, muchos peligros se relacionan con este amor. Con frecuencia culmina en decepción, dolor, arrepentimiento o, en el peor de los casos, desesperación”.

¿Tener o no tener una relación? Estos son los “peligros”

Alteras tu conciencia

El amor romántico te puede llevar a alterar la conciencia y a actuar de una forma desbalanceada, y en parte significa que no puedes ver las cosas con claridad y que es posible que ignores cosas que pueden ser importantes.

El amor es ciego, y sordo

La sensación de enamorarte, o el famoso “falling in love”, no solo evita que veas las cosas claramente, también puede hacer que no escuches las advertencias y opiniones (con buenas intenciones) de los demás. Las personas externas pueden notar focos rojos que tú no notas, pero no vas a escucharlos o aceptarlos.

No puedes pensar de forma lógica

Esto es involuntario e inevitable, no puedes pensar de forma lógica y objetiva sobre algo que te está pasando a ti, lo que va a opacar tu sentido común y tu capacidad para actuar de forma correcta en ciertas situaciones. Tus capacidades racionales se ven opacadas por el amor.

Tu estrés y ansiedad aumentan

Estar enamorado y querer impresionar a alguien puede aumentar tus nervios, ansiedad y preocupación, lo que puede ser muy estresante, y ya sabemos que el estrés definitivamente no es bueno para la salud física o mental.

Tu integridad se ve afectada

En especial cuando tienes la sensación de que no eres lo suficientemente bueno o que puedes ser juzgado negativamente si te muestras como eres realmente. Esto también aumenta el estrés, relacionado con el hecho de que, conforme la relación avanza, todos esos secretos tienen más posibilidades de salir a la luz.

Con información de GQ