Afectados por la falta de atención protestaron y cerraron la vía. Foto: Wilmer Barrero
Yessika Muñoz

Ciudad Guayana.- Un nutrido grupo de guayacitanos con dolencias tuvo que cerrar la vía frente a Farmapatria, ubicado en Alta Vista, al lado de Pdval Los Samanes, para exigir a la red de farmacias gubernamentales acceso a medicamentos.

Los protestantes dijeron, que madrugaron este martes en Farmapatria porque el día anterior el personal les aseguraron, que la farmacia trabajaría.

Estas personas manifestaron su molestia porque realmente necesitan los medicamentos.

Como Yendri Carrero, quién declaró que su hija de meses tiene fiebre y bronquitis y, no podía esperar hasta el próximo lunes.

«Mi hija necesita cuatro medicinas, y vemos que hay containers con medicamentos y personal dentro de la farmacia, ayer me dijeron que viniera hoy -martes-«, reclama Carrero.

Agrega que los más importantes que necesita la niña son los antibióticos.

De tal forma que critican la indolencia de los trabajadores de Farmapatria tras «jugar» con la necesidad de los que recurren a esta farmacia.

Porque no pueden pagar por un medicamento en una farmacia regular frente a los altos precios. 

Es que ya no es la escasez de medicamentos a lo que tiene que enfrentarse el ciudadano común, sino a los precios impagables que ahora marcan las medicinas.

Cualquier medicamento puede superar el sueldo base de un trabajador.

Más de Bs. 30 mil debe cancelar un paciente por un solo fármaco.

Inventan excusas 

Los manifestantes aseveran que los trabajadores de Farmapatria solicitan récipes para poder hacer la entrega de las medicinas.

Yaneline Gonzáles, argumenta que son muchas condiciones, por ejemplo que el récipe no debe tener ninguna enmienda.

«Hasta el sello del médico debe entenderse bien, si hay algún número borroso, no te despachan», reclama González.

Igual, depende de la afectación el récipe médico debe ir acompañado con informes. De lo contrario los trabajadores de Farmapatria se niegan a proporcionarles las medicinas.

Son muchas las personas que llegan desde la madrugada para poder reservar un número.

Según los afectados son hasta 150 números a repartir.

Para al menos saber si hay en existencia el medicamento que requieren con urgencia. 

Muchas personas enfermas y con familiares en condiciones graves expresan su desesperación ante la imposibilidad de recibir medicinas. 

Bachaqueo

Los presentes en la manifestación se preguntan si todas las exigencias que les piden a ellos para poder recibir medicinas, también es igual para los «Bachaqueros».

Yusmelis Flores, cuenta que los mismos medicamentos subsidiados por el Gobierno los ven en el Mercado de Chirica, en San Félix.

«Se puede ver los mismos medicamentos de aquí -Farmapatria- como son vendidos en efectivo desde Bs. 8mil», lamenta.