Caracas.- El rector principal del Consejo Nacional Electoral, Enrique Márquez, ofreció este jueves una reflexión a propósito de las recientes elecciones en Barinas, proceso que, a su juicio, mostró un «solvente» poder electoral. 

«A propósito de esta especie de ‘segunda vuelta’ en Barinas, destacamos que hubo muestras de un poder electoral solvente, que cuenta bien los votos, que garantizó que la voluntad popular se expresara», dijo Márquez. 

El máximo representante del Poder Electoral asegura aún falta mucho por hacer para que las cosas sean perfectas: «muestra de eso son las inhabilitaciones políticas. En efecto, aún queda mucho por hacaer. La reconstrucción de la democracia requiere paciente, perseverancia y trabajo», recalcó. 

Sobre su estancia en el CNE y a modo de reflexión del pasado domingo, Márquez sostiene que la consolidación del poder electoral debería implicar un cese de funciones de la Sala Electoral. 

«A santo de la discusión de la ley de reforma del TSJ, habría que analizar a fondo si el país requiere o no de esta instancia», dijo. 

Vale recordar que fue la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia lo que obligó al CNE a realizar nuevamente las elecciones en Barinas, luego que la Contraloría inhabilitara a Freddy Superlano, candidato electo el pasado 21 de noviembre. 

Enrique Márquez pidió paciencia «que no es lo mismo que resignación», aclara. 

«No hay soluciones fáciles, avanzar requiere compromiso de todos los sectores. Es hora de hacer política responsable, comprometida con el país. Los pasos que se vayan a dar en lo adelante deben darse a consciencia», sentenció.