El centrocampista del Girona Yangel Herrera afirmó este sábado, tras el empate contra el Espanyol en el RCDE Stadium (2-2), que el equipo pudo «rescatar un punto» y no irse «con las manos vacías».

El futbolista venezolano explicó que su equipo firmó una primera parte «muy bella» para ponerse por delante, aunque lamentó la reacción del anfitrión: «Se nos adelantaron muy rápido, aunque supimos reaccionar y marcar el gol del empate».

Precisamente, Yangel Herrera fue el autor del 2-2 definitivo en el minuto 85. «Se me había resistido un poco en los partidos anteriores y se trata de seguir trabajando», reflexionó el jugador sobre sus ocasiones esta temporada.