Trabajadores lamentan que el poder adquisitivo se este pulverizado 

 

Ciudad Guayana.- Trabajadores de Guayana, quienes conforman la Operación Libertad Sindical, se agruparon para plantearle al Gobierno un nuevo tabulador salarial, que permita cubrir las necesidades básicas de las familias venezolanas.

Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras en Bolívar, seccional Ciudad Guayana, dijo que la propuesta tiene un piso de 400 dólares mensuales.

«Nuestra referencia es el salario que se devenga en Latinoamérica, que ronda por encima de $ 500».

Para el técnico superior universitario (TSU) sugieren un salario de $ 400 y para los licenciado u otras especialidades $ 500.

La elaboración de las tablas salariales fueron realizadas por expertos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad de Carabobo.

Moreno adelanta que esta propuesta la presentaran ante la Asamblea Nacional (AN) y ante la vicepresidencia de la República durante una concentración, que se efectuará el 14 de agosto en Caracas.

Esta proposición nace debido a la preocupación de los trabajadores por no poder sustentar a sus familias.

«El salario está pulverizado por la gran inflación. Los que éramos clase media ahora somos pobres», sentencia Moreno.

Una situación que arropa a la mayoría de la población venezolana, que manifiesta no poder cubrir gastos de vestidos, zapatos, alimentos y servicios con el salario actual. 

«El artículo 91 (CRBV) dice que el salario de un trabajador debe cubrir la canasta básica, actualmente no pueden hacerlo y mucho menos otro servicio».

Por esta razón indica que impulsaran su propuesta a nivel nacional en todos los sectores, como una acción que busca acabar con la desnutrición de los trabajadores.

La presidenta del Colegio de Enfermeras en Bolívar, revela que trabajadores de la salud «no tienen ni para el desayuno, vestimenta, medicinas, y mucho menos mantener a la familia».

Lamenta que en Guayana no se cuente con las empresas básicas «eran orgullo y referencia a nivel mundial la vemos en una situación muy deprimida y carentes».

Al tiempo advierte que es importante atender a todos los sectores para recuperar al país.

«Ya basta de ver al trabajador muriéndose de hambre, de miseria en cualquiera de las empresas».

Por su parte, Carlos Mata, con 33 años de servicio en Sidor, acuerda que el salario sea dolarizado. 

En este sentido, rechaza que las empresas básicas sean «fabricadoras de pobres», por lo que exigen un salario digno.

Parte de la clase trabajadora afirma que actualmente perciben 220 mil bolívares, cifra que no cubre gastos personales ni familiares.

Son $ 16 para los trabajadores de las empresas básicas, pero Moreno señala que el gremio de la salud es de $ 5.5.

Advierten que seguirán defendiendo puestos de trabajo, beneficios de los trabajares y que se creen más plazas de trabajo, para salir de la crisis que envuelve al país.           

Por Yessika Muñoz

[email protected]