Los muchachos en cuestión están más que separados; incluso hasta de distancia, pues se encuentran a unos cuantos kilómetros uno del otro y lo que vendría seguido de eso es el divorcio.

“(A ella) no le duró nada el matrimonio con Beto; todo parece indicar, estoy más que segura y hasta podría jurarlo, que sí es un hecho el divorcio, ella está acá, él sigue allá, en México, no se ven y me consta que están dejados”, asegura nuestra acuciosa informante.

Luego de nosotros insistir con la veracidad de este rumor, nuestra fuente nos refutó que es un hecho.

“Te cuento que es así, muy chimbo porque estuvieron muy poco tiempo de casados, a ella se le ha visto en Caracas haciendo su vida normal, afortunadamente no hay niños de por medio que son los más afectados en estas decisiones de parejas”.

Para quienes no lo recuerdan la boda civil de Palmisano y Montenegro fue una velada íntima a todo trapo, el 28 de septiembre de 2018, en la isla de Margarita, específicamente en el Hotel Bella Lora, en Playa Parguito, una localidad bastante turística de la Perla de El Caribe.

Probablemente, muchos tampoco tengan presente que Romina Palmisano representó a su estado natal, Carabobo, en el Miss Venezuela 2010, aquel jolgorio que tuvo sede en Maracaibo y en el que quedó entre las 10 seminifinalistas, de allí se lanzó a cantante, pero, no ha sonado más, ahora se ha visto en varias campañas de modelo.

Por su parte, Alberto (nombre de pila del vocalista) fue parte del grupo musical Rawayana, quienes entonan el género Regge y Ska y han vuelto famosos varios temas como Tucacas, No significa, Mamita y otros.

Con información de Ronda