Estrechón de manos entre coordinadores de ambas delegaciones, Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez

Moscú.- La Cancillería de Rusia se mostró este lunes 18 de octubre preocupada por la suspensión temporal de los diálogos en México, por parte del gobierno de Nicolás Maduro, tras ocurrir la extradición de Álex Saab. 

A través de un comunicado asevera que «no hay alternativa» a esas conversaciones entre el Ejecutivo y la oposición. 

«Estamos convencidos de que no hay alternativa a continuar el diálogo entre las fuerzas políticas responsables de Venezuela. Solo así se podrán resolver de manera sostenible las contradicciones existentes. El desafío para la comunidad internacional es ayudar a los esfuerzos constructivos, no socavarlos», señaló el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

En este sentido, la diplomacia rusa reafirmó su compromiso «inquebrantable» con esta postura.

«Instamos a las fuerzas externas, tanto las directamente involucradas en el proceso de negociación como los que se encuentran en algún lugar cercano a no permitir presiones sobre las partes venezolanas», señaló en referencia a EEUU.

Moscú subrayó la responsabilidad especial «que las fuerzas externas tienen en la creación de un clima de confianza en el diálogo» y advirtió «de las consecuencias destructivas que pueden conllevar medidas groseras e imprudentes que socavan esta atmósfera», como la extradición de Saab a EEUU.

Rusia considera que «esas fuerzas externas no estaban interesadas en facilitar las negociaciones, sino que les importaba más su deseo de mantener a Venezuela en un estado de ‘conflicto latente» bajo el duro yugo de las sanciones, especialmente cuando los participantes en el diálogo comenzaron a encontrar y fijar puntos de acercamiento».

La cuarta ronda del diálogo estaba prevista para el pasado domingo, pero el líder de la delegación gubernamental y de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, la suspendió el día anterior indefinidamente.

El Gobierno de Maduro ha condenado la extradición del empresario colombiano Saab, recientemente incluido como miembro de su delegación oficialista, quien estuvo más de un año detenido en Cabo Verde antes de su entrega a Estados Unidos, donde está acusado de lavado de dinero. EFE