Cientos de familias afectadas. Foto SNPD Piar

Upata. – Molestia, rabia, impotencia, desahogo y culpabilidad, así se encuentran cientos de familias del municipio Piar, al visitar muchos sectores de Upata (un día después de las inundaciones), amas de casas, padres y madres, expresaron su descontento con los entes gubernamentales, los cuales nunca escuchan a un pueblo “gritar” solicitando apoyo, y lo más triste para ellos, es que nadie se pronuncia.

Para Mabel Ramírez, la difícil situación de estar sacando agua por más de nueve horas y ver que perdieron colchones, muebles, neveras, entre otros enceres, hace que las familias no crean más en los políticos a la hora de conseguir votos, “aquí vienen prometiendo y cuando ganan como alcaldes, se olvidan el compromiso que hicieron con los vecinos, estamos cansados de no ser escuchados”.

Casas inundadas

El Río Yocoima, Quebrada El Caballo y El Diablo, se desbordaron y ocasionaron muchas inundaciones, cientos de familias damnificadas, se hicieron los llamados semanas antes para que realizaran un plan de mantenimiento y limpieza en la canal que pasa por la calle Unión, Piar, Merecure, Santa Fe, El Corozo, Sierra III, San José, Santo Domingo, Bella Vista, Villa Verde, entre otros sitios.

“Dan respuestas cuando pasa el problema”

Tania García, habitante en uno de los sectores afectados dijo que las autoridades se presentan cuando ya hay daños ocurridos, “nos salen con colchones o medicamentos en caso de necesitarlos, aunado a una bolsita de comida, estamos cansados de estas situaciones, tanto nosotros, como nuestros hogares somos afectados”.

Soy Nueva Prensa Digital Piar