Serbia
Miembros de la delegación para Serbia de la Unión Europea hacen unas declaraciones en el ámbito de la construcción en Serbia del primer campus biotecnológico de los Balcanes para 2023. EFE/ Jesús Calero

Belgrado.-Facultades universitarias, institutos científicos y empresas emergentes conformarán en Belgrado el mayor centro de investigación tecnológica de los Balcanes, llamado «BIO4», con el que el Gobierno serbio espera frenar la fuga de talentos de esta región en el sureste de Europa.

Según la ministra serbia de Ciencia, Desarrollo Tecnológico e Innovación, Jelena Begovic, la iniciativa busca convertir a la capital serbia en un centro neurálgico de la biomedicina y la biotecnología.

«La inteligencia artificial y la biotecnología son la nueva revolución industrial», aseguró Begovic ante un grupo de periodistas europeos, entre ellos EFE, invitados a Belgrado por la Comisión Europea.

El ambicioso proyecto, enmarcado en el esfuerzo de Serbia para entrar en los próximos años en la Unión Europea (UE), abarca unas veinte hectáreas y comenzará a construirse en los próximos meses.

El plan es que los investigadores puedan compartir e intercambiar conocimientos y experiencias con empresas emergentes para «acercar a la comunidad científica serbia al emprendimiento» y «aglutinar el talento científico y económico del país», precisó.

«Serbia ve ‘BIO4’ como una plataforma en la que reunir físicamente al mundo académico, al sector privado, las empresas emergentes y en un solo lugar», explicó Begovic.

El ambicioso centro se empezará a construir en 2023 en un barrio residencial del sur de Belgrado y contará con una inversión inicial de 300 millones de euros, procedentes del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB).

Por su parte, el Gobierno serbio planea invertir alrededor de 190 millones de euros en la construcción de las infraestructuras y 100 millones más en el equipamiento de las instalaciones.

Además, según la ministra, Serbia está en conversaciones con empresas de la industria farmacéutica, de las que también espera recibir financiación para BIO4.

Desde el Gobierno de Serbia estiman que las instalaciones del nuevo campus, a las que desplazará tres facultades de la Universidad de Belgrado (Tecnología y Metalurgia, Farmacia y Biología), podrán empezar a utilizarse en 2025.