Servicios domésticos
Foto: Notilogia

Caracas.-El aislamiento paralizó muchos sectores a diferencia de los servicios domésticos que según sus trabajadoras “aumentó drásticamente”.

“El trabajo nunca paró, en realidad se intensificó”, comentó Graciela Peña, de 46 años.

“Los trabajos de limpieza se han vuelto más exigentes” agregó.

“Una vez por semana trabajo en un apartamento en Chacao, por suerte los dueños de la propiedad me facilitan un taxi que me lleva y me trae hasta mi casa”.

Con respecto a ese oficio, Peña indicó que “por el tema sanitario las personas han buscado como mantener sus casas impecables y optan por este servicio.

Sin embargo es un poco arriesgado porque tanto los propietarios como yo tenemos diferentes círculos sociales y corremos el riesgo de yo contagiarlos a ellos o ellos a mí”.

Mucha seguridad

Asimismo, la trabajadora doméstica especificó las nuevas modalidades de su trabajo debido al COVID-19.

“A raíz de la pandemia trabajo con tapabocas todo el día, trato de tener el menor contacto físico como abrazos, sentarme cerca, dar la mano en modo de protección. Antes eran protocolos diferentes porque en estas cosas suelen beneficiarte con almuerzos, horas de descanso donde convives con los dueños, pero ahora no”.

“Anteriormente trabajaba tres días a la semana, martes, jueves y domingos, pero cambié mis horarios para sólo trabajar un día, lo que disminuyó el pago, pero es más seguro”, expresó Peña.

Por otra parte, Julia Mercado, quien lleva seis años en el mundo de la limpieza doméstica señaló que trabaja “como servicio con dos chicas más en un apartamento de dos pisos, al ser un lugar grande cada una tiene una parte de la propiedad en específico por lo que no tenemos tanto contacto”.

Y añadió que «prestamos servicio de limpieza todos los miércoles y domingos, de 7 de la mañana a 8 de la noche, en mi caso, mi hijo nos busca y deja en sus casas a las otras dos chicas».

Mientras que Ana María Vivas, de 35 años compartió que «trabajo todos los días desde las 7 hasta las 5 de la tarde en la casa de dos doctores. Mis obligaciones son cuidar a sus dos hijos, les cocino, los ayudo con las tareas de la casa. Hasta que uno de sus padres llega. Vivo a 15 minutos del edificio por lo que voy caminando sin problema».

“Todos en el apartamento nos cuidamos mucho, sobre todo los niños por lo que sus padres están en contacto con pacientes, quienes constantemente me brindan equipos de bioseguridad como guantes y tapabocas”, aclaró Vivas.

Precios

Las mujeres consultadas especificaron cuánto cobran por los servicios domésticos.

Graciela Peña reveló que “por los momentos trabajo en solo una casa y ganó 10 dólares por cada día que voy al apartamento” mientras que Julia Mercado explicó que sus presupuesto varían depende del lugar y el tamaño de la propiedad.

“Al ser un espacio grande cobró 25 dólares mensuales por los dos días trabajados cada semana”.

Por su parte Vivas dijo que al trabajar todos los días su sueldo es diario. “Me pagan cinco dólares por cada día de trabajo, semanalmente ganó $25”.

Cabe destacar que la mujer específico que trabaja más como cuidadora de los hijos de los propietarios que como servicios domésticos.

De acuerdo, a los costos por las mujeres consultadas que se dedican a este oficio, 5 dólares es lo mínimo que una persona doméstica cobra por un día de trabajo.

Los precios varían por la ubicación y las horas del servicio.

Con información de 2001online.com