Sindicalistas

Sindicalistas exigieron al Gobierno de Nicolás Maduro que apruebe un incremento del salario mínimo, actualmente en 8,1 dólares al mes, monto que se ha reducido desde marzo, cuando se estableció en 29,68 dólares, debido a la depreciación de la moneda local frente a la estadounidense.

La secretaria de organización del sindicato del Instituto Nacional de Parques, Marlene Sifontes, dijo que el Ejecutivo «está en mora con los trabajadores», que cobran un salario «inexistente, de hambre».

«¿Qué se puede hacer con eso? Si un kilo de carne está en el orden de los 7 dólares, sin contar las medicinas, (el Gobierno) tendría que aumentar el salario en, mínimo, 300 dólares, y es poco para lo caro que están las cosas», aseguró la sindicalista.

Señaló que, con «las últimas alzas del dólar», el salario de los trabajadores públicos, que cobran en bolívares, ha perdido valor frente a la divisa estadounidense, que se usa para fijar los precios y tarifas de la mayoría de los bienes y servicios en el país ante la constante devaluación de la moneda local, el bolívar.

El salario mínimo y las pensiones, fijados en 130 bolívares en marzo pasado, han sufrido una caída del 72 % frente a la divisa estadounidense, con lo que estos ingresos se hunden aún más por debajo del umbral de pobreza extrema por rango de ingresos que establece el Banco Mundial, de 1,90 dólares al día, al ser de 0,27 dólares diarios.

En este sentido, el dirigente sindical de hospitales y clínicas de Caracas, Mauro Zambrano, recordó que, desde marzo, «no hay ajuste salarial», por lo que «queda en evidencia que los aumentos (del ingreso) no son la causa de la inflación», que acumula hasta noviembre una tasa del 195,7 %, según estimaciones independientes.