SIP
Fotografía de archivo en la que se registró al presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Michael Greenspon. EFE/Borja Sánchez

Miami.-La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato del periodista colombiano Wilder Alfredo Córdoba y destacó que en lo que va de año la violencia se ha cobrado la vida de 42 de estos profesionales en el continente americano, cuatro de ellos en Colombia.

La institución, con sede en la ciudad de Miami, pidió en un comunicado a las autoridades colombianas que investiguen con celeridad este caso para juzgar a los culpables y evitar que el crimen quede impune.

El comunicado detalla que Córdoba, de 35 años, director del canal privado Unión TV y líder social, fue asesinado el pasado 28 de noviembre en el municipio de La Unión, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

El periodista asesinado, que fue atacado por la espalda por desconocidos cuando se transportaba en motocicleta, había denunciando los problemas de inseguridad y el incremento de la delincuencia en esa zona fronteriza.

La SIP indica que según medios locales, el periodista hizo públicos unos mensajes que le habían enviado en los que se le pedía omitir información sobre algunos temas que denunció en su municipio.

El presidente de la SIP, Michael Greenspon, se solidarizó con los familiares del fallecido y los periodistas de Colombia por este nuevo episodio de violencia en el país suramericano.

Greenspon, director global de Licencias e Innovación de Impresión del The New York Times Company, de Estados Unidos, advirtió sobre «la indefensión y la grave violencia que padecen muchos periodistas en las Américas».

El presidente de Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, pidió por su parte a las autoridades que indaguen con profundidad el caso para «señalar a los responsables y llevarlos ante la Justicia».

Jornet, que es director periodístico del diario La Voz del Interior, de Argentina, dijo que este nuevo caso «ratifica la patética realidad de ejercer el periodismo bajo fuego».

Los dos directivos denunciaron que 2022 ha alcanzado la cifra de 42 periodistas asesinados en el continente, de los cuales veinte de esos casos se registraron en México, ocho en Haití, cuatro en Colombia, tres en Honduras, dos en Ecuador, y uno en Brasil, Chile, Estados Unidos, Guatemala y Paraguay.

Respecto al caso concreto de Colombia, este año también fueron asesinados Rafael Emiro Moreno, director del sitio Voces de Córdoba, en Montelíbano (Córdoba), el 16 de octubre; Dilia Contreras, directora del programa digital La Bocina Col, y Leiner Montero, director de la emisora comunitaria Sol Digital Stereo, los dos últimos en la ciudad de Fundación (Magdalena), el 28 de agosto.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de las libertades de prensa y de expresión en las Américas.