Contribuir al bienestar del planeta es un deber de todos. Naciones Unidas advierte de que la explotación de recursos se duplicará para 2060 y las emisiones aumentarán un 43% si no se apuesta por la economíacircular. También invita a dar nuevo uso a bienes viejos, usar más renovables y comer menos carne.

Aquí van algunas ideas para mostrar el compromiso con el planeta.

Turbinas para salvar nuestros mares

El ecuatoriano Inty Grønneberg ideó unas turbinas capaces de filtrar y retener el plástico en los ríos antes de que lleguen al océano.

Las turbinas diseñadas por Grønneberg pueden recolectar hasta 80 toneladas de plástico diariamente y se pueden instalar en las embarcaciones fluviales para que recojan los residuos mientras realizan sus traslados usuales.

Aguacate, un alimento biodegradable

Las pajitas y los cubiertos hechos con semillas de aguacate se descomponen en solo 240 días y no hay necesidad de incinerarlos. Esto los convierte en una alternativa sostenible para ciudades o países que carecen de instalaciones de incineración en sus plantas de residuos.

Bolsas que desaparecen

Una empresa chilena llamada SoluBag cree haber dado con la solución, para lo que ha desarrollado una bolsa de “plástico” que se disuelve en agua mediante el uso de una fórmula basada en alcohol polivinílico, un polímero soluble no contaminante.