Guayaquil, Ecuador. El Santos se aprovechó este martes de la fragilidad de Liga de Quito por las bajas y ganó por 1-2 el partido de ida disputado en la capital ecuatoriana, resultado con el que se acerca a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El atacante venezolano Yéferson Soteldo, a los 7 minutos, y Marinho, de penalti a los 59, anotaron los goles del equipo brasileño, mientras que el goleador Johjan Julio descontó para Liga a los 45+2.

Liga de Quito pagó caro las ausencias por lesiones del defensa Franklin Guerra, del centrocampista argentino Lucas Piovi y del atacante Adolfo Muñóz; así como las bajas por covid-19 del defensa Moisés Corozo, el centrocampista argentino Lucas Villarruel y el atacante Júnior Sornoza.

Esas bajas mermaron el nivel del equipo ecuatoriano, pues careció de sorpresas, practicó un juego completamente descifrable para Santos que, con orden y hasta con exageración de elementos en su propia zona, redujo a casi nada las acciones de peligro en su arco durante el primer tiempo.

Santos se adelantó tras una acción individual del extremo Pará, que corrió entre los defensas rivales, llegó hasta el final de la cancha y practicó un pase retrasado para la llegada del venezolano Soteldo, que con calidad remató y puso en ventaja a su equipo, a los 7 minutos.

Las dudas y temores de los locales se evidenciaron en su pálido accionar a pesar de tener el control del balón, pues cada intento de ataque terminó rebotando en la defensa contraria.

El aparente dominio local se redujo a un remate al ángulo derecho del centrocampista Jordi Alcívar, que rechazó el portero John, una desprendida por derecha del defensa Pedro Perlaza lo dejó frente al portero, remató, pero ganó nuevamente el guardameta.

Lo que parecía lejano de conquistar para los locales, llegó cerca del final del primer tiempo, tras una escapada del atacante Billy Arce desde su zona, burló a dos defensas, disparó y John rechazó pero el delantero Julio llegó preciso para tocar el balón con golpe de cabeza y enviarlo al fondo del arco, para el 1-1 transitorio.

En la reanudación del partido, Marinho dio un baile a los defensas por el costado derecho, Anderson Ordóñez le cometió falta dentro del área y el árbitro argentino Fernando Rapallini señaló el penalti, que lo cambió por gol el propio atacante brasileño, al minuto 59.

Liga de Quito cerró el partido con una pálida imagen del equipo veloz, contundente, de buen juego en su estadio y se retiró con el amargo sabor de la primera derrota como local en el torneo.

– Ficha técnica:

Liga de Quito (1): Adrián Gabbarini; Pedro Pablo Perlaza (m.93, Matías Zunino), Luis Caicedo, Anderson Ordóñez, Christian Cruz (m.46, Luis Ayala); Jordi Alcívar, Edison Vega (m.75, Marcos Caicedo), José Quintero (m.55, Rodrigo Aguirre), Billy Arce; Johjan Julio y Cristian Martínez Borja.

Entrenador: Pablo Repetto.

Santos (2): John; Pará, Lucas Veríssimo, Luiz Felipe, Felipe Jonatan (m.80, Lucas Braga); Diego Pituca, Álison, Jean Mota (m,44, Wagner), Yéferson Soteldo (m.88, Vinicius Lourenco); Marinho (m.88, Lucas Lourenco) y Kaio Jorge.

Entrenador: Marcelo Fernandes, ante la ausencia de Cuca.

 

Goles: 0-1, m.7: Yéferson Soteldo. 1-1, m.45+2: Johjan Julio. 1-2, m.59: Marinho, de penalti.

Árbitro: Fernando Rapallini, de Argentina, amonestó a Vega, Luiz Felipe, Wagner, Alcívar, Felipe Jonatan, Aguirre, Soteldo y Ordóñez.

Incidencias: Partido de ida por octavos de final de la Copa Libertadores, disputado este martes en el estadio «Rodrigo Paz Delgado», de propiedad de Liga de Quito.

 

River sufrió para empatar con Paranaense

 

Curitiba, Brasil. River Plate consiguió este martes un sufrido empate por 1-1 en su visita al Athletico Paranaense brasileño en partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores gracias a un gol del zaguero Paulo Díaz en el minuto 90.

El conjunto de la ciudad de Curitiba, que jugó a defenderse con la mayoría de sus jugadores durante casi todo el partido, abrió el marcador en el minuto 57 con una linda jugada de Bissoli, que acababa de entrar a la cancha, y se dedicó a administrar su ventaja parcial.

Pero Díaz igualó en el último minuto reglamentario con un cabezazo tras el cobro de un tiro de esquina.

Con el sufrido empate en la ciudad de Curitiba, el conjunto bonaerense ahora podrá jugar por un empate sin goles en el partido de vuelta, previsto para el 1 de diciembre en el estadio Libertadores de América, de Avellaneda, para garantizar su cupo en cuartos.

En caso de avanzar, el River, finalista el año pasado, campeón de 2018 y uno de los favoritos al título en este 2020, se medirá en cuartos de final con el ganador de la llave entre el Nacional uruguayo y el Independiente del Valle ecuatoriano.

El equipo argentino tuvo la ventaja de medirse a un Paranaense que llevaba cuatro victorias seguidas, pero que la víspera perdió a ocho jugadores por covid, incluyendo al portero Santos, el lateral Abner y el atacante Nikao, que hoy iban a ser titulares.

El conjunto comandado por Marcelo Gallardo, por su parte, llegó a Curitiba intacto, sin bajas por covid y pudo alinear hasta el uruguayo Nicolás De La Cruz, que llegó a entrenar por separado por temor de que hubiera contraído la enfermedad.

El partido comenzó con un intenso ritmo y los dos adversarios turnándose en el ataque, pero la primera oportunidad la tuvo el conjunto brasileño en el minuto 3 cuando Richard, dentro del área y solo frente a Armani, desperdició la posibilidad de abrir la cuenta.

El River comenzó a dar muestras de su favoritismo desde los primeros minutos e intentó continuamente tanto por la izquierda como por la derecha con un Matías Suárez que dejó claro que podía librarse con facilidad de su marcador, Pedro Henrique.

Con el Paranaense marcando con dos líneas de cuatro y los jugadores muy próximos entre sí, River tuvo libertad para apoderarse de los costados y surtir constantemente en el primer tiempo a Suárez y Nacho Fernández, que fallaron en las finalizaciones.

River se fue a la ducha con 5 de las 6 finalizaciones del primer tiempo y los únicos 3 disparos a portería.

Para el segundo tiempo, el técnico Paulo Autuori decide sustituir a dos de sus tres delanteros, que pasaron desapercibidos en la primera parte, e intentar con los veloces Bissoli y Walter.

Los cambios del equipo brasileño surtieron efecto y el conjunto de Curitiba, impulsado principalmente por Walter, comenzó a llegar con más frecuencia a la portería de Armani.

En uno de esos ataques, Erick consiguió un lanzamiento perfecto para el recién entrado Bissoli que, en el minuto 57, la paró con el pecho de espaldas al arco, consiguió darse la vuelta y patear rastrero y con fuerza para abrir el marcador.

River decidió lanzarse al ataque tomando ahora riesgos defensivos tras sufrir el gol y se convirtió en una apisonadora frente a la portería de Bento, un juvenil de 21 años que brilló, pero se chocó con una muy poblada defensa del equipo brasileño, que prácticamente se concentró en la zaga y se olvidó de atacar.

La presión dejó al Paranaense con diez jugadores en el minuto 66 por la expulsión del delantero Reinaldo por doble amarilla.

Y el club argentino prácticamente pasó a atacar con cuatro delanteros con la entrada de Lucas Pratto en el lugar del lateral izquierdo Milton Casco.

Pero el dominio en la cancha y la multiplicación de oportunidades de gol no parecía dar resultado a River, que no conseguía superar la poblada defensa del Paranaense.

La presión tan solo rindió frutos en el minuto 90 con el cabezazo de Díaz para empatar el partido.

– Ficha técnica:

Athletico Paranaense (1): Bento; Erick, Pedro Henrique, Thiago Heleno, Joao Victor (Felipe Aguilar, m.75); Wellington, Richard (Lucho González, m.79), Léo Cittadini; Reinaldo, Renato Kayzer (Guilherme Bissoli, m.46) y Carlos Eduardo (Walter, m.46).

Entrenador: Paulo Autuori.

River Plate (1): Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz, Javier Pinola, Milton Casco (Lucas Pratto, m.74); Santiago Sosa, Enzo Pérez, Ignacio Fernández; Nicolás De La Cruz (Jorge Carrascal, m.58), Matías Suárez y Rafael Borré (Julián Álvarez, m.66).

Entrenador: Marcelo Gallardo.

Goles: 1-0, m.57: Bissoli. 1-1, m.90: Paulo Díaz.

Árbitro: el colombiano Andrés Rojas. Expulsó a Reinaldo por doble amarilla y amonestó a Carlos Eduardo, Léo Cittadini, Pérez y Montiel.

Incidencias: partido disputado sin público en el estadio Arena da Baixada de la ciudad brasileña de Curitiba. Al comienzo del partido se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas de la covid en Sudamérica.

 

Flamengo empató con Racing gracias a Gabigol

 

Buenos Aires, Argentina.  Flamengo, que perdía por 1-0 por un gol de Héctor Fértoli, empató este martes 1-1 con Racing Club en la ida de los octavos de final gracias a Gabriel ‘Gabibol’ Barbosa, que regresó al equipo tras recuperarse de una lesión y anotó la igualdad dos minutos después del gol de ‘La Academia’.

Los brasileños jugaron los últimos diez minutos con uno menos por la expulsión de Thuler.

A los 13 minutos, el uruguayo Fabricio Domínguez se sacó tres hombres del Flamengo de encima por la banda derecha a pura gambeta en velocidad y mandó un centro al ras del piso al primer palo. Fértoli se anticipó a su marcador y con un toque sutil desvió la pelota, que pasó por abajo del cuerpo de Diego Alves.

El empate de los vigentes campeones de la Libertadores, anotado dos minutos después por ‘Gabigol’, fue muy parecido.

Bruno Henrique desbordó por la izquierda de su ataque y asistió con gran precisión a Barbosa, que empujó la pelota hacia la red sin dificultad porque Gabriel Arias había quedado mal posicionado tras el pase de Henrique.

La intensidad no mermó y ambos equipos continuaron generando jugadas de peligro con transiciones rápidas de defensa a ataque.

Racing Club tuvo más la posesión, pero los brasileños salieron rápido en contraataque cuando fue necesario.

A los 32, el poste evitó el que hubiese sido uno de los goles más lindos de esta Libertadores.

Henrique se impuso nuevamente por la izquierda y buscó el ángulo más lejano del portero, pero su remate pegó en el travesaño.

Apenas comenzado el segundo tiempo, el árbitro le anuló un gol a Lisandro López porque consideró que hubo una infracción previa.

‘Licha’ López tuvo en la siguiente jugada una clara oportunidad de gol, pero falló en la definición.

A los 57, ‘Gabigol’, ausente en los últimos partidos por lesión, fue sustituido por precaución

A los 59 fue el Flamengo el que celebró un gol que luego fue anulado, en ese caso por posición adelantada.

El juego siguió con su ritmo intenso y los visitantes empezaron de a poco a demostrar que atacaban bastante mejor de lo que defendían.

En Racing Club el cansancio se hizo cada vez más notorio y la intensidad bajó.

A los 77 minutos Racing anotó otro gol que fue anulado por el árbitro.

A los 82, Thuler fue vio la roja directa por una fuerte patada que le pegó a Lisandro López.

Sobre el final, hubo un tumulto con empujones, insultos y amenazas de golpes.

El partido se jugó bajo una intensa tormenta que cayó sobre la ciudad bonaerense de Avellaneda.

La vuelta será en Río de Janeiro el 1 de diciembre.

Ficha técnica:

  1. Racing Club: Gabriel Arias; Alexis Soto, Nery Domínguez, Leonardo Sigali, Eugenio Mena, Fabricio Domínguez (m.66, Iván Pillud); Matías Rojas, Leonel Miranda; Héctor Fértoli (m.90, Santiago Godoy); Lisandro López y Nicolás Reniero.

Entrenador: Sebastián Beccacece.

Flamengo (1): Diego Alves; Renê (m.93, Gustavo Henrique), Thuler, Leo Pereira, Filipe Luis; Willian Arao, Gerson, Giorgian De Arrascaeta (m.86, Diego Ribas), Éverton Ribeiro (m.86, Joao Gomes); Bruno Henrique y Gabiel Barbosa (m.57, Vitinho).

Entrenador: Rogerio Ceni.

Goles: 1-0, m.13: Héctor Fértoli. 1-1, m.15: Gabriel Barbosa

Árbitro: el venezolano Alexis Herrera expulsó a Thuler (m.82) y a Natan de Souza (m.85, estaba en el banquillo) y amonestó a Fabricio Domínguez, Sigali y Gerson.

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores jugado sin público en el estadio Presidente Perón, conocido como el Cilindro de Avellaneda.

 

EFE noticias