En esta temporada navideña catalogada como muy inusual por el tema de la pandemia, algunos padres de familia le madrugaron a la creciente crisis económica para así garantizar el regalito del Niño Jesús.

Y es que el sistema de apartado que están ofreciendo la mayoría de las tiendas en San Cristóbal hace que la carga para este mes sea un poco menos pesada, a pesar de que los precios están marcados en divisas.

Así lo aseguró Diego Niño, gerente de una tienda de juguetes, quien además destacó que este sistema es un respiro para los padres. «Para nadie es un secreto que la dolarización no oficial del país ha incidido de manera positiva en los sueldos del sector privado».

Esto a su juicio ha permitido que las personas puedan adquirir juguetes de una manera más cómoda, ya que no se devalúan los precios porque «en esta tienda el precio se mantiene en divisas».

«Lo único que aquí varía y eso es como en todas partes, es el precio en bolívares, sin embargo nosotros nos hemos adaptado a eso y estamos ofreciendo todo tipo de pago hasta en la moneda nacional».

En cuanto al inventario con el que están trabajando aseguró que afortunadamente si lo han podido renovar, ya que las ventas «sorprendentemente» están mejorando.

«La temporada pasada se activó casi que el 10 de diciembre y en esta oportunidad ya desde el 15 de noviembre estamos recibiendo personas aprontando los regalos».

Parece ser paradójico en medio de una crisis económica, pero los «padres jamás dejaran pasar por alto el regalo para los niños y para eso este sistema de apartado resultó ser muy bueno para ellos».

 

La Prensa de Tachira