Leópolis (Ucrania), 30 sep (EFE).- La cifra de muertos en el ataque con misiles rusos hoy contra un convoy humanitario en Zaporiyia, en el sur de Ucrania, ha aumentado a 25, informó la Fiscalía general ucraniana, mientras otras fuentes hablan ya de 62 hospitalizados.

En un mensaje en Telegram, recogido por la agencia Unian, la Fiscalía señala que el ataque con misiles se registró hacia las 7.30 de la mañana, hora local, y que por el momento se tiene conocimiento de 25 muertos y alrededor de 50 heridos, entre los que hay niños.

En tanto, la cadena «Suspilne» cita a la jefa de comunicación del departamento principal de la policía nacional en la región de Zaporiyia, Anna Tkachenko, según la cual la cifra de hospitalizados asciende ya a 62.

Según la portavoz, «en la zona del ataque se encontraba un convoy de civiles que intentaba cruzar el puesto de control y entrar en el territorio ocupado», dijo.

El segundo de la Oficina Presidencial ucraniana, Kyrylo Timoshenko, precisó que las tropas rusas lanzaron un total de 16 misiles S-300 en el ataque en Zaporiyia.

«Los rusos siguen destruyendo a los ucranianos y nuestra tierra de Zaporiyia. Continúan con el terror. Siguen los asesinatos. Según datos preliminares, se dispararon 16 misiles utilizando el sistema de defensa aérea S-300. 23 muertos y 28 heridos. Inhumanos», escribió en un mensaje en Telegram, que recoge la agencia Ukrinform, en base todavía a las primeras cifras difundidas.

Agregó que las tropas rusas lanzaron cuatro ataques con misiles en la zona del mercado de automóviles, así como en el punto de concentración de vehículos y ciudadanos para la salida y la entrada a territorio temporalmente ocupado de Ucrania.

Precisó que allí se encontraba una columna de automóviles con civiles que se dirigían al territorio temporalmente ocupado para recoger a sus familiares.

«De momento, se sabe que hay 23 muertos y 28 heridos. Todos civiles, nuestros compatriotas», escribió en un primer momento el jefe de la administración militar de Zaporiyia, Oleksand Staruj.

En un mensaje en Telegram recogido por la agencia Ukrinform, agregó, dirigiéndose a las tropas rusas: «Arded en el infierno».

Previamente, Staruj ya había informado del ataque contra el convoy humanitario que se dirigía a los territorios temporalmente ocupados, así como de la existencia de víctimas mortales.

«El enemigo bombardeó con misiles un convoy humanitario civil a la salida del centro regional. La gente hacía cola para salir hacia el territorio temporalmente ocupado para recoger a sus familiares, para llevar ayuda. Hay muertos y heridos», escribió.

Agregó que al lugar del ataque habían acudido ya equipos de rescate, médicos y los servicios necesarios.

 

EFE