El presidente de Kirguistán, Sadyr Japarov, inspecciona un vehículo blindado en Bishkek, Kirguistán, en marzo de 2022. EFE/EPA/IGOR KOVALENKO

Moscú.- Las autoridades de Tayikistán elevaron este lunes a 41 el número de muertos en los enfrentamientos fronterizos con Kirguistán que estallaron la semana pasada.

«Como consecuencia de las acciones agresivas de Kirguistán podemos confirmar actualmente la muerte de 41 personas», dijo el viceministro de Exteriores tayiko, Sodik Imomi, en rueda de prensa.

Según el diplomático, citado por la agencia local Avesta, los choques se debieron a una «acción planificada» de Biskek.

Previamente, Dusambé había informado de 30 fallecidos y más de 20 heridos en una de las mayores escaladas entre ambas repúblicas exsoviéticas de los últimos años.

Del lado kirguís se habla de 59 fallecidos en el conflicto armado en la región fronteriza de Batken, en el suroeste del país.

Además, Biskek afirmó que, a día de hoy, 163 heridos han sido ingresados en hospitales.

Las autoridades kirguisas, que han declarado hoy día nacional de luto, confirmaron que murieron 40 militares.

Se trata del choque fronterizo más grave desde abril de 2021, cuando fallecieron hasta 43 personas y más de 250 resultaron heridas.

Los recurrentes conflictos en la zona obedecen a que de los 980 kilómetros de frontera que comparten estas dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central han sido demarcados solo unos 580.

El presidente de Kirguistán, Sadir Zhapárov, afirmó hoy que el país dispone de los medios necesarios para ayudar a las víctimas y a las Fuerzas Armadas a proteger el Estado.

«Hace dos años nuestros militares no tenían suficientes armas y municiones, vestían uniformes viejos, pero hoy todo ha cambiado. El Ejército se está volviendo más potente en todos los aspectos, ganando fuerza tanto moral como material para garantizar la seguridad estatal», indicó.

 

EFE