El base italiano de Lenovo Tenerife Marcelinho Huertas en una foto de archivo. EFE/Marcial Guillén

El Lenovo Tenerife se medirá al US Monastir tunecino en las semifinales de la Copa Intercontinental de Baloncesto, que se celebrará en el pabellón Santiago Martín del 10 al 12 de febrero.

En el otro cruce de semifinales se verán las caras el Rio Grande Valley de Estados Unidos y el Sao Paulo brasileño.

El conjunto tinerfeño, como vigente campeón de la Liga de Campeones europea, buscará su tercer entorchado intercontinental tras conseguirlo dos veces, ambas como anfitrión, en la campaña 2017-2018 al imponerse en partido único al Guaros de Lara y en la 2019-2020 al derrotar en la final al Virtus Bolonia.

En esta competición se medirán los campeones de la Basketball Champions League de Europa, África, Américas y de la liga de desarrollo de la NBA.

El consejero delegado de la Liga de Campeones de Baloncesto, Patrick Comninos, ha valorado la capacidad de Tenerife de organizar por tercera vez la Copa Intercontinental, al punto de afirmar que «esta es nuestra segunda casa».

En las dos ediciones anteriores la final a cuatro se celebró en El Cairo y en Buenos Aires.

Conminos ha destacado que la Intercontinental representa «la cima de la pirámide» de las competiciones de clubes de la FIBA, la Federación Internacional de Baloncesto, y es «una demostración del compromiso estratégico de crecimiento y promoción» de estas competiciones en todo el mundo.

El consejero delegado de la Liga de Campeones ha cerrado su intervención deseando que la Intercontinental sea «un gran evento»; un sentimiento compartido por la directora de competiciones de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Elisa Aguilar, quien ha expresado su convencimiento de que «el título se va a quedar en casa».

Aguilar ha recalcado que es «importantísimo» que un equipo español dispute la Intercontinental, consciente de «la dificultad» que ello supone, y ha valorado que en Tenerife «se respira baloncesto».

El presidente del Club Baloncesto Canarias, Félix Hernández, también se ha mostrado convencido de que la tercera Intercontinental en la que el Lenovo Tenerife hará de anfitrión será «un éxito» y ha agradecido la colaboración de las instituciones locales para organizarla «en tiempo récord».

El director general de Deportes del Gobierno de Canarias, Manuel López, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, han expresado el orgullo que supone acoger un evento de esta envergadura, tras el Mundial femenino y dos supercopas de España.

Martín y Gutiérrez han destacado también el orgullo de la sociedad tinerfeña por los logros deportivos cosechados por el Lenovo Tenerife.