Personal de salud

Caracas.- Trabajadores del sector salud, políticos de oposición e integrantes de la sociedad civil marcharon este sábado 17 de abril desde la plaza de Los Palos Grandes hasta la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) para exigir que se ejecute un plan de vacunación urgente en el país.

En la actividad, la presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, pidió presión internacional para que la administración de Nicolás Maduro permita ingresen las vacunas el programa Covax y exigió la vacunación de todos los venezolanos “sin ningún tipo de exclusión y de control social”.

Asimismo, criticó que sea “un secreto de Estado” la cifra de vacunados del sector salud.

“Nosotros instamos al ministro de Salud de la administración de Nicolás Maduro que publique el número de los trabajadores que han sido inmunizados porque las encuestas que hemos hecho en los diferentes hospitales del país, hay un porcentaje alto que no ha recibido la vacuna”, denunció.

Contreras manifestó su preocupación de que algunas vacunas que ingresen a Venezuela puedan ir a parar al mercado negro “para el lucro” de personas inescrupulosas.

Insistió en que el gremio no desea que la vacuna sea politizada y cuestionó que la administración de Maduro haga uso del sistema patria para la gestión de las vacunas anticovid.

“Esto dejaría excluidos a las personas que no forman parte de este sistema y estaría Venezuela actuando como un país discriminatorio y eso sería un delito de lesa humanidad“, expresó.(Versión Final)