Ciudad Guayana.- Tras pasar 11 días encadenado al portón 1 de Sidor, el trabajador Carlos Rosas, miembro del movimiento oficialista Alianza Sindical, decidió levantar la protesta que llevaba a cabo desde el pasado lunes 10 de enero por una jubilación adelantada. 

Así lo informó en entrevista con Soy Nueva Prensa Digital, José Saracual, compañero de Rosas en la protesta, y quien atraviesa una situación laboral similar por la forma irregular en la que fue jubilado. 

Ambos trabajadores de Sidor forman parte de un grupo de 10 que fueron jubilados forzosamente, que incluye la desactivación de sus fichas de trabajo, suspensión de salarios y la separación de sus cargos dentro de la estatal. 

Explicó Saracual durante la conversación vía telefónica, que él cumple con el tiempo reglamentario para ser jubilado, sin embargo, existe una irregularidad en su caso, por la forma en la que lo hicieron, además, denunció que la estatal no quiere reconocer sus 38 años de servicios y por ende no ha recibido el pago de sus prestaciones sociales. 

Saracual dijo que se enteró de su jubilación en marzo de 2021 y desde entonces recibe el pago de salario como un jubilado. 

No cumple los parámetros

El caso de Carlos Rosas es algo distinto. El trabajador de 54 años y 33 años de servicio en Sidor en el área de Planchones, fue notificado de su jubilación el 3 de enero de 2022, aun cuando no cumple con los parámetros para ser jubilado. 

Rosas lideró entre julio y agosto de 2021 un campamento improvisado frente a la estatal, que sirvió de protesta para reclamar la reactivación de más de 8 mil trabajadores que fueron desactivados con la excusa de un plan de contingencia para evitar contagios de Covid-19, aunque en realidad fueron sustituidos por una contrata de CVG Logística.

Sobre los recientes reclamos por la jubilación adelantada, desde Soy Nueva Prensa Digital  intentamos contactarlo en reiteradas oportunidades para conocer las razones que lo motivaron a levantar la protesta, pero fue imposible. 

Sin embargo, en la conversación con José Saracual, informó que el pasado viernes 21 de enero se dieron conversaciones en Sidor y se acordó levantar la protesta en espera de respuestas oportunas. 

De manera extraoficial llegó a esta sala de redacción que el trabajador Carlos Rosas sufrió una descompensación durante el fin de semana, por su condición hipertensa, razón que lo obligó a trasladarse a un centro de salud, por «graves» problemas cardíacos. Se intentó corroborar esta información, pero hasta ahora no ha sido confirmada. 

Elías Rivas