Ciudad Guayana.- Este sábado 1 de mayo el  gremio de los trabajadores realizó una marcha en la Esquina Caliente de Unare II, Puerto Ordaz para homenajear la lucha que los trabajadores tuvieron durante años para conseguir condiciones de vida digna, además de establecer leyes justas en las jornadas de trabajo.

Trabajadores en marcha por el 1 de mayo

El gremio también aprovechó para denunciar los constantes abusos por parte del Gobierno y las empresas básicas en cuanto a los salarios paupérrimos, inestabilidad laboral y la poca consideración con los pensionados.

En el lugar se encontraba el Padre Gerardo Moreno, quien abrió la reunión bendiciendo a todos los trabajadores, además de hacer un recordatorio a la beatificación de José Gregorio Hernández como una esperanza para que todos los ciudadanos puedan unirse en apoyo a la clase obrera.

Trabajadores de diferentes empresas básicas como: Venalum, Bauxilum, Alcasa, Masisa, entre otros expresaron su enojo en contra de los “pobres salarios” que reciben, alegando que no les alcanza para comprar medicinas ni medio kilo de azúcar.

 Estìlito García, trabajador de Venalum jubilado, sentenció para el equipo de Soy Nueva Prensa que hoy no había nada que celebrar y que este día era para conmemorar a los valientes trabajadores que lucharon por sus derechos, hasta perder la vida por pedir la libertad y una democracia verdadera para toda la población venezolana.

“Con este sueldo que tenemos nosotros los trabajadores no nos alcanza para comprar medicinas. No puedo comprar Losartan con mi suelto, algo que cuesta 10 millones de bolívares y yo gano 2.500.000 con mi pensión. Hay que acabar con esta tragedia”, dijo García.

Agregó que el Gobierno mataba de hambre a los pobres y que era posible que las personas fallecieran por no tener nada de comer en sus casas debido al virus.

Los asistentes declararon que una cantidad alarmante de sus compañeros murieron por covid-19, debido a no tener el dinero ni los recursos necesarios a su alcance para tratarse, algo que lamentaron y mantuvieron presente durante la manifestación.

Por su parte Maritza Moreno, presidente del Colegio de Enfermeras seccional Caroní hizo presencia en el lugar para exigir vacunas para toda la población y el gremio médico.

“Exigimos mejores condiciones laborales y de vida para los trabajadores del sector salud, quienes se encuentran en primera línea contra el covid-19”, afirmó Moreno.

De igual forma, denunció la falta de insumos médicos y de equipos de bioseguridad para los profesionales de la salud.

“Nosotros seguimos asistiendo a los hospitales a pesar de solo ganar tres dólares al mes y no tenemos ningún tipo de protección contra el covid-19. Queremos seguir ayudando a la población y por eso necesitamos que nos protejan”, exigió.

Por su parte Rachid Yasbek coordinador regional de Primero Justicia Bolívar expresó que en Venezuela durante la democracia se marchaba el 1ro. De mayo por mejoras y hoy en día se marcha por denunciar que se cumplan con los derechos fundamentales;  el derecho a la vida, al trabajo y a un salario digno.

“Luchamos por recuperar el derecho a que nuestros hijos vivan bien y esto en Venezuela sucederá cuando haya un cambio de gobierno, por ello, nuestra lucha es política para concretar ese cambio” reiteró enfáticamente, agregando que ésta es la razón por la cual  se debe seguir hacia adelante entendiendo que solo con un  cambio de gobierno puede haber un cambio para lograr la Venezuela que nos merecemos. Esa Venezuela industrializada que se fue mermando durante 20 años de socialismo del siglo 21”.

Los trabajadores continuaron recalcando que este 1 de mayo no era de celebración, pero mantenían su entusiasmo y energías elevadas mientras a una sola voz manifestaban su apoyo a la población y a los sectores más vulnerables por la pandemia.

Ruth Meyerowitz