Ciudad Guayana.-Cada país en el mundo tiene tradiciones muy particulares y populares para celebrar en Navidad.

Bailes, piñatas y comidas especiales son algunas costumbres que se consideran curiosas, sin embargo te mostraremos algunas tradiciones navideñas pocos comunes, pero populares en esos países.

Japón: Kentucky Fired Chicken

Con ayuda de una gran campaña de marketing, hecha en 1974, la cadena de comida KFC, hizo movilizar al pueblo japonés a comer pollo frito en Navidad.

Cabe destacar, que el pavo es la comida tradicional en el Occidente para esta festividad. No obstante, el pavo en Japón es difícil de conseguir.

Por ello, el pollo frito se transformó rápidamente en el sustituto perfecto y desde entonces los japones hacen colas por horas en los KFC del país para comer su tradicional cubeta de pollo.

Colombia: Alumbrado navideño

Desde del 7 de diciembre la localidad de Medellín se convierte en un notorio destino turístico, por el seductor alumbrado que cada año viste a la ciudad colombiana con miles de colores.

Debido al fabuloso despliegue de luces que abarca, el alumbrado navideño de Medellín se encuentra entre las tradiciones navideñas que los amantes de esta estación deberían experimentar, al menos una vez en la vida.

Para este evento son empleados cerca de 14,5 millones de bombillos y 300 kilómetros de cables para alumbrar.

En la época navideña, los transeúntes colombianos y los turistas pueden disfrutar de 21 parques iluminados, distribuidos en toda Medellín.

Argentina: Ropa interior color rosa

En Argentina, las mujeres visten ropa íntima color rosa en Navidad, para atraer diferentes bondades en el año por llegar. Una singularidad detrás de estas tradiciones navideñas es que la prenda elegida debe ser un obsequio de una mujer de la familia.

La costumbre podría poseer un origen paganorelativo a la fertilidad. No obstante, para otros este ritual está más unido a la ceremonia cristiana y sirve para celebrar el Adviento, es decir, los días previos al nacimiento de Jesús. Se trata de un fase de recogimiento espiritual.

Si se recibe la prenda Íntimo como regalo el 24 de diciembre, su estreno el 25 simboliza la fertilidad. El 31, colocarse la pieza íntima rosa ayudará a atraer la felicidad y la bonanza para el año que está por llegar.

Hawái: Buque navideño

En Hawái, la llegada del buque navideño –con la mayoría de los árboles para decorar los hogares en diciembre–, marca el inicio de la Navidad.

Desde hace más de un siglo, la compañía naviera Matson se encarga de transportar los árboles.  Ubicadas en Oregon y en Washington, las granjas de las que estos árboles provienen, están especialmente dedicadas al cultivo de pinos navideños.

El buque navideño traslada y despacha más de 100 mil árboles durante la época decembrina.

México: Las Posadas

Las posadas son unas fiestas populares de tradiciones en México, que se celebran del 16 al 24 de diciembre. Durante estos días de júbilo, el pueblo recuerda el peregrinaje que María y José realizaron, desde Nazaret hasta Belén, mientras buscaban un lugar para recibir al Niño Dios.

En esta celebración, los vecinos van en una procesión casa por casa simulando el pasaje bíblico. La recreación se puede ejecutar cada día en una casa diferente, usualmente de familiares. La vivienda seleccionada se utilizará como punto de reencuentro, para los participantes del festejo, al día siguiente.

Finlandia: Tour en la Villa de Santa Claus

Ubicada al norte de Finlandia, Rovaniemi es la capital administrativa de la provincia de Laponia. Al mismo tiempo, esta ciudad es la puerta de acceso a la villa de Papá Noel.

Rovaniemi se encuentra junto a las estepas heladas del Círculo Polar Ártico, en donde se supone que se encuentra el hogar original de Santa Claus. Por este motivo, cada año, turistas de todo el mundo viajan hasta esta región de Finlandia, para poder conocer al famoso santo de barba blanca y traje rojo.

En esta ciudad se organizan diferentes actividades de tradiciones por Navidad, entre las que se encuentran: las visitas guiadas a la oficina y al taller de Santa, paseos a pie por la feria navideña y recorridos en trineos (tirados por perros o renos).

Los recorridos por la villa de Papá Noel son gratuitos, como parte de un programa para estimular al turismo, durante el asueto navideño.

Australia: Boxing Day

El Boxing Day es una celebración navideña que se lleva a cabo cada 26 de diciembre, en Australia. Otras ex colonias británicas solían realizar también esta celebración. Durante este día, las personas le mandan cajas de regalos, con obsequios, a los más necesitados.

Esta tradición parece originarse en la Inglaterra del siglo XIX. Por aquellos años, al día siguiente de Navidad, los grandes capataces de las fábricas tomaban una caja llena de monedas y las repartían entre los trabajadores que habían tenido un mejor desempeño a lo largo del año.

Alemania: Mercado de Navidad

El mercado de Navidad alemán atrae a turistas de todo el mundo. En Europa, montar mercados de tiendas para venderle insumos al pueblo llano es una tradición popular, que se remonta a los tiempos de la Baja Edad Media.

En diciembre todas las ciudades alemanas cuentan con su propio mercadillo. No obstante, el que se coloca frente a la majestuosa Catedral de Colonia ofrece un espectáculo sin comparación para la mirada, gracias al atractivo contraste que se da entre las tiendas rojas y los muros grises de la catedral.

En estos comercios, el transeúnte podrá encontrar todo tipo de alimentos para las fiestas: golosinas, bollos de papa, dulces de mazapán, vino caliente especiado, galletas navideñas de diferentes variedades, salchichas alemanas artesanales, castañas asadas a fuego lento, etc.

Nueva Zelanda: Florecimiento del árbol pohutukawa

Debido a que en  Nueva Zelanda la Navidad coincide con el verano, algunos fenómenos naturales propios de la estación surgen para competir con la tradicional decoración navideña.

Entre los fenómenos más destacables del verano neozelandés está el florecimiento de pohutukawa, un árbol típico de Oceanía. El esplendor de las flores rojas del pohutukawa es tal, que ha servido para desplazar al uso del pino como árbol insigne de la Navidad.

Este árbol cuenta con un festival que se lleva a cabo entre mediados de enero y los primeros días de diciembre. Para los neozelandeses, el florecimiento del pohutukawa marca el comienzo de la temporada navideña.