Gran Sabana

Gran Sabana.- El sector turismo de Gran Sabana está a sólo pocos pasos de desaparecer debido a la falta de combustible, el cual a su vez genera la movilización de este sector que en otrora era potencia nacional e internacional.

El sensible tema fue tratado por el Capitán General del Pueblo Pemón Jean Carlos Velásquez quien mostró su preocupación en torno al tema. Al respecto cabe recordar que previo al tema pandemia el sector turismo ya venía afectado por la recesión económica, además del tema del combustible, el cual se ha agudizado a tal punto que hay sectores indígenas alejados de la troncal 10 que ya llevan hasta más del año sin recibir algún vehículo foráneo.

«La zona occidental del Parque Nacional Canaima ha visto cierta movilización de turistas, entre ellos algunos extranjeros. Pero la zona de la troncal o Sector 5 no ha tenido movimiento, mientras la minería prolífera de forma más agresiva ante la falta de alternativas para la economía familiar», destacó Velásquez vía telefónica.

Y es que desde el sector indígena se han presentado propuestas factibles para la reactivación del turismo, pero estas han caído en «saco roto».

En tal sentido el vocero relató: «se han realizado propuestas y el ministerio de turismo no ha hecho ningún tipo de pronunciamiento. Mientras el enfoque se mantenga con la comunidad Canaima, como un todo del parque Nacional Canaima, nunca se tendrá un avance en el sector 5 y municipio (Gran Sabana) en general».

Urge gasolina

La actualidad de Santa Elena de Uairén, así como de las mismas comunidades indígenas, depende en un muy alto porcentaje de Brasil, desde donde se adquiere combustible vía contrabando, lo cual ha permitido una cierta movilidad en la zona, pero que no cubre las reales necesidades de sus habitantes.

«El 80% de las comunidades se encuentran alejadas del centro poblado que es Santa Elena. Si no se surte así sea ilegal muchas áreas están propensas a desaparecer», acotó el vocero indígena, quien pidió mejorar el suministro de combustible, porque una sola gandola cada dos meses no cubre ni 5 % de las necesidades de la población.

En la actualidad, cualquier viaje a la zona fronteriza y a la Gran Sabana sale demasiado costoso debido a la problemática del combustible, lo cual, literalmente, ha «espantado» a cualquier indicio de turismo en la zona.

Se intentó establecer comunicación con algún vocero de Pdvsa en la zona pero la señal telefónica imposibilitó tal acción.