Kiev.- El Ejército ucraniano está mejor preparado que en 2014 para hacer frente a una agresión desde Rusia, pero ante un eventual ataque espera reforzar más su defensa con las armas que le han enviado EEUU y el Reino Unido y las que han autorizado Lituania, Letonia y Estonia.

Hoy llegó a Kiev un nuevo avión con asistencia militar estadounidense para las Fuerzas Armadas de Ucrania, que aterrizó en el aeropuerto capitalino de Boríspol, según pudo constatar Efe.

«Agradecemos a nuestros socios estadounidenses por el apoyo y la ayuda práctica. Juntos somos más fuertes y el mundo es más seguro», escribió en Facebook la viceministra ucraniana de Defensa Hanna Malyar.

Se trata del tercer avión con armamento estadounidense que llega a Ucrania en los últimos días. Durante el fin de semana Washington ya entregó a Kiev más de 170 toneladas de armas.

La embajada de Estados Unidos en Ucrania dijo la semana pasada que la entrega formaba parte de un paquete de ayuda militar de 200 millones de dólares a Kiev, aprobado por el presidente Joe Biden en diciembre de 2021.

AGRADECIMIENTO POR LA AYUDA BRITÁNICA

Estados Unidos no es el único país que ha brindado asistencia defensiva a Ucrania en los últimos días a medida que crecen los temores de un ataque ruso.

El lunes pasado, el Reino Unido anunció que proporcionaría armas antitanque a Kiev. Ese mismo día unos aviones de carga británicos llevaron la primera parte del cargamento militar a Ucrania.

A día de hoy, Londres ya ha entregado a Ucrania alrededor de 2.000 sistemas antitanque NLAW.

Ucrania reveló hoy imágenes de instructores británicos que enseñan al personal militar ucraniano a operar los sistemas suministrados. Estas armas portátiles podrían derribar helicópteros y aviones rusos en caso de un ataque aéreo, dicen expertos militares.

La decisión del Reino Unido de proporcionar armas defensivas fue recibida en Ucrania como una señal de apoyo verdadero y la etiqueta #GodSavetheQueen se convirtió en tendencia en las redes sociales locales durante varios días.

LA AYUDA DE EUROPA CENTRAL Y ORIENTAL

Varios países de Europa central y oriental también expresaron su disposición a ayudar a Ucrania a defenderse.

Lituania, Letonia y Estonia también dijeron que proporcionarían a Ucrania armamento fabricado en EEUU después de recibir la respectiva aprobación de Washington.

«Esperamos sinceramente que Ucrania no tenga necesidad de usar este equipo y exhortamos a Rusia a que detenga su comportamiento agresivo e irresponsable», indicaron los tres países bálticos en un comunicado conjunto.

El Ministerio de Defensa de la República Checa dijo hoy que este país proporcionará a Kiev proyectiles de artillería de 152 milímetros durante los próximos días y estaba abierto a estudiar el posible envío de tropas a Ucrania en caso de un ataque ruso.

ARMAS COMO ELEMENTO DE DISUASIÓN

Los expertos militares consultados por Efe dicen que las armas proporcionadas por países occidentales sirven como elemento disuasorio contra las acciones agresivas rusas y elevan el coste de una eventual intervención militar.

«Esta asistencia es importante porque se trata de armas muy modernas que pueden destruir con una eficacia del 100 % el equipamiento militar ruso», dijo Mykhailo Samus, director de la Red de Investigaciones Nueva Geopolítica.

«Si Rusia es consciente de que sus tanques pueden ser destruidos tras el impacto de un solo misil, lo pensará dos veces antes de lanzar una operación», agrega.

Las entregas de armas desde el extranjero también eleva la moral en el Ejército y la sociedad de Ucrania, y muestran que el país no estará solo frente a Rusia, opina el experto.

«La entrega de estas armas también tiene un valor simbólico, porque muestra la unidad de nuestros amigos y socios en este período difícil. Al mismo tiempo, también muestra quién no está realmente del lado de Ucrania, como Alemania, que se negó a brindar asistencia militar», dijo Samus.

El Gobierno alemán ha dicho en repetidas ocasiones que Berlín no entregará armas a Kiev, de acuerdo con su política de no suministro de armas letales a las zonas de conflicto.

VULNERABLE DESDE EL AIRE

Sin embargo, la ayuda militar proporcionada a Ucrania hasta ahora no resuelve su principal problema: la falta de defensa aérea y antimisiles adecuada, dicen los expertos.

Si bien Ucrania posee sistemas de defensa aérea de los tiempos soviéticos, cuya eficacia contra las armas modernas de Rusia es cuestionable, no tiene protección antimisiles.

Según Taras Chmut, uno de los responsables de la ONG Centro Militar de Ucrania, Rusia ha desplegado al menos 13 brigadas de misiles balísticos Iskander en las proximidades de Ucrania. Algunos de ellos se encuentran en territorio de Bielorrusia, a unos 300 kilómetros al norte de la capital de Ucrania, Kiev.

«Ucrania no posee un solo sistema antimisiles capaz de interceptar ese tipo de armas rusas», explica Chmut.

El experto insiste en que la asistencia que recibe Ucrania de Occidente ayuda a aumentar el potencial defensivo de sus tropas en tierra, pero no protege sus infraestructuras que podrían ser destruidas durante un posible ataque aéreo ruso.

 

Olga Tokariuk  EFE