Ciudad Guayana.- Habitantes de la Carrera Mariño cerca de la esquina de Sanidad y el Colegio Antonio de Berrios en San Félix municipio Caroní,denuncian que existe  un gran bote de aguas negras.

 Alegan que tienen 22 años en descuido y destrucción, causando grandes enfermedades.

Un bote de aguas negras que permanece día y noche emanando gran contaminación y perjudicando a los lugareños por más de 20 años.

Las aguas putrefactas corren por la calle, obstaculizando de esta manera el paso de los peatones y ocasionando una alerta de contaminación,  para los que residen los sectores cercanos

Hacen un llamado a las autoridades correspondientes, para que se avoquen a la problemática.

Yulimar Jaimes