Ciudad Guayana. – La quema de basura se ha vuelvo una práctica muy común en distintas zonas de la ciudad, debido a que no se cuenta con el servicio de aseo urbano, lo cual lleva a los integrantes de distintas comunidades a quemar los desechos para deshacerse de ellos.

La gran cantidad de basura cerca de las casas, las escuelas, terrenos baldíos, calles, drenajes y tiraderos dan como resultado sitios insalubres perjudiciales para la salud, las acumulaciones de los desechos sólidos al aire libre dan un ambiente propicio para que hongos y bacterias se desarrollen en grandes cantidades y en periodos de tiempo cortos; como consecuencia se generan focos de infección comunes en terrenos baldíos y calles.

El aire transporta millones de microorganismos de la basura que al ser inhalados provocan infecciones en las vías respiratorias, gastrointestinales y micotícas. Hasta cuadros más severos, como la obstrucción pulmonar y el cáncer de pulmón. Todo esto y más debido esta práctica que se realiza a pesar de las prohibiciones establecidas por el daño que produce en la salud. La inhalación constante del humo proveniente del vertedero de basura, compromete la salud de los habitantes de varias comunidades.

Los principales daños a la salud y el medio ambiente están causados por la ausencia de condiciones adecuadas como la voluntad gubernamental que garantice un sistema de eliminación y recogida eficiente y en tiempo. Se hace un llamado a la Alcaldía del Caroní para que tome las medidas necesarias para remediar esta situación que afecta la salud de numerosas familias.

 

Lunimar Angulo Diaz

Pasante