Caracas.- Una comisión presidencial venezolana denunció este miércoles que se produjo una «explosión provocada» en un poliducto, o conducción de petróleo, que atraviesa el oriente del país a su paso por el estado Anzoátegui, fruto de un «sabotaje criminal».

La explosión se produjo el martes en el sector Naricual del municipio Simón Bolívar, detalló en un comunicado la comisión presidencial «Alí Rodríguez Araque», conformada en 2020 para reestructurar la industria petrolera.

Siempre según la información de esa comisión, la explosión «forma parte de la guerra permanente dirigida por grupos pertenecientes a la extrema derecha venezolana» con el fin de «atentar y boicotear» al Gobierno de Nicolás Maduro e «interrumpir todas las operaciones asociadas» a la petrolera estatal PDVSA «en sus distintas áreas».

Sin embargo, no facilitaron más datos acerca de las causas de la explosión, ni qué sector de la «extrema derecha» es responsable o las razones por las que sospechan de su autoría.

Finalmente, informaron que han «sido desplegados todos los equipos de PDVSA en el sitio del siniestro para activar los protocolos de contingencia respectivos, así como para adoptar todas las medidas necesarias tendientes a garantizar (…) la restitución operacional de la infraestructura atacada y evitar la interrupción del servicio de distribución de combustible en esta importante región del país».

La fuente no detalló si hubo muertos o heridos ni tampoco si se produjeron daños ambientales.

La tubería atacada se usa para la distribución del combustible hacia los estados del oriente de Venezuela.

 

EFE