En la imagen la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz Fernández. EFE/Ernesto Arias/Archivo

Lima.- El partido Peruanos Por el Kambio (PPK), que llevó al poder al expresidente Pedro Pablo Kuczynski y a su sucesor, el actual mandatario Martín Vizcarra, se quedó este jueves sin grupo parlamentario tras la dimisión a esta bancada de tres congresistas, entre ellos la vicepresidenta y ex primera ministra Mercedes Aráoz.

La salida de Aráoz junto a Carlos Bruce y Ana María Choquehuanca, ambos ministros bajo Kuczynski, deja al grupo parlamentario de PPK con cuatro integrantes, uno por debajo del número mínimo para poder formar una bancada propia y lo que legalmente obliga a su disolución.

Los tres exministros explicaron en un comunicado que decidieron renunciar a la bancada oficialista por percibir un “quiebre de la democracia interna” del grupo parlamentario que se volvió “sistemática e insostenible”.

“En reiteradas ocasiones los voceros emiten pronunciamientos como bancada sin antes haberlas consensuado en las reuniones de grupo. Toman el nombre de la bancada para emitir opiniones personales”, detallaron.

Posiciones del Gobierno

No obstante, Aráoz, Bruce y Choequehuanca precisaron que continuarán defendiendo las posiciones del Gobierno que consideran democráticas, responsables y de beneficio de las grandes mayorías.

“Con esa misma libertad también criticaremos de manera democrática y constructiva cada vez que consideremos que el Ejecutivo se aleje del plan de gobierno de PPK”, añadieron.

Las dimisiones y consecuente disolución de la bancada oficialista se produce pocos días después de que se suspenda la licencia otorgada semanas atrás para iniciar el proyecto minero Tía María, motivo de un intenso conflicto social en la región sureña de Arequipa, cuyas protestas en 2015 ya se cobraron tres vidas.

Confrontación interna

En las últimas semanas se evidenció una confrontación interna entre Vizcarra y Aráoz, ya que la vicepresidenta no estaba de acuerdo con algunas decisiones del Gobierno como la propuesta de adelantar un año las elecciones y frenar más tiempo Tía María.

Aráoz ha sido también una de las principales críticas al proyecto de Vizcarra para suspender al Congreso y adelantar las elecciones generales como fórmula para superar la crisis política que vive el país.

En las elecciones de 2016, PPK obtuvo 18 congresistas dentro de un hemiciclo de 130 escaños, pero desde entonces el grupo parlamentario oficialista padeció distintas deserciones a raíz de diferentes decisiones tomadas por Kuczynski y luego por Vizcarra.

Los oficialistas de tendencia más conservadora se marcharon para formar el grupo parlamentario Contigo, mientras que los de tendencia más progresista fundaron la Bancada Liberal.

“Por primera vez habrá un presidente sin partido, sin bancada y sin capacidad de Gobierno. Tremendo daño que nos hace el presidente Vizcarra”, escribió en redes sociales el congresista de Contigo Gilbert Violeta, quien en su día fue principal portavoz de la bancada de PPK.

Tía María

Por su parte, Heresi, otro parlamentario de Contigo que en su día fue ministro de Justicia durante el mandato de Kuczynski, vinculó directamente las dimisiones de Aráoz, Bruce y Choquehuanca con la decisión del Gobierno de dar marcha atrás sobre el proyecto Tía María.

El exministro afirmó que esa decisión acerca a la economía peruana a un modelo más parecido al de Venezuela que al de libre mercado, y acusó a Vizcarra de tener un doble discurso.

“Se está perdiendo el horizonte del programa de gobierno de PPK. PPK quiso ser una opción democrática, de promoción de la inversión privada, y con ello la generación de puestos de trabajo”, recordó.

Así, el grupo parlamentario que más apoyo le puede dar en estos momentos a Vizcarra es la Bancada Liberal, formada por el actual ministro de Justicia, Vicente Zeballos, otros tres congresistas que dimitieron de PPK cuando Kuczynski indultó al expresidente Alberto Fujimori, y el exfujimorista Francisco Petrozzi.

EFE