A Coruña, España. El Deportivo evitó alargar la agonía y, con dos tantos del internacional venezolano Miku Fedor, uno de Borja Granero, un disparo de falta del costarricense Celso Borges y la puntilla del canterano Adri Castro, sacó el billete (5-0) para la Primera Federación, nueva categoría de bronce del fútbol español, ante el Langreo.

En una temporada en la que se quedó sin posibilidades de luchar por el ascenso a Segunda División después de una mala primera fase de la temporada en la que reaccionó tarde y se quedó a las puertas del podio que le habría permitido optar al fútbol profesional, el Deportivo, al menos, amarró el objetivo básico: seguir a un peldaño de LaLiga SmartBank.

El empate del Numancia en A Malata ante el Racing de Ferrol (1-1) el sábado dejaba la Primera Federación a tiro de una victoria ante el Langreo para el Deportivo, que esta vez no falló ante 5.000 aficionados en un Estadio Abanca-Riazor con el aforo limitado por la Covid, pero multiplicado por cinco respecto a la anterior cita del campeonato.

Antes de la media hora, Miku, con un toque de espuela a centro de Héctor Hernández, despejó el camino ante el Langreo, que no se jugaba nada.

Borja Granero, al inicio de la segunda mitad, amplió la renta de los deportivistas con un cabezazo en una nueva asistencia de Héctor, esta vez a balón parado.

Con la victoria encaminada, Miku resolvió un mano a mano a pase de Rayco para anotar el tercero antes de ser despedido con aplausos por Riazor, y Borges sentenció el choque con una falta directa a la escuadra.

En el descuento, el internacional costarricense, que fue suplente, colgó el balón para que el canterano Adri Castro, con un cabezazo, se estrenara como goleador con el Depor.

La otra plaza de Primera Federación en el Grupo 1D se la jugarán en la última jornada el Racing de Ferrol, que depende de sí mismo y visita al Marino de Luanco, y el Numancia, que recibe en Los Pajaritos al Deportivo.

Miku Fedor: «ne me bajo cuando las cosas no se dan…»
 

 El internacional venezolano Miku Fedor, delantero del Deportivo, reconoció que el equipo coruñés logró el «objetivo secundario», el de la permanencia en la tercera categoría del fútbol español, ya que partía con el propósito de regresar al fútbol profesional, y, sobre su futuro, aseguró que él no se baja del «barco».

«Hemos logrado el objetivo secundario, que era el que teníamos ahora en la mano», comentó en una rueda de prensa telemática.

Miku indicó que fue un «año duro» en el que el Deportivo entró «tarde en la competición» y en el que «el formato tampoco era favorable», ya que se quedó fuera del primer corte para poder optar al ascenso a LaLiga SmartBank.

«Con más gente en las gradas y con esa opción de conseguir el objetivo secundario, el equipo lo sacó adelante», declaró.

Respecto a su continuidad en el Deportivo, precisó que por él «no va a haber problema».

«Vine a ayudar y no me bajo del barco cuando las cosas no salen bien. Vine con un objetivo claro que no se dio y, si deciden contar conmigo el próximo año, van a tener lo mismo de mí, sacrificio y entrega», apuntó Miku, quien incidió en que hay que «ser autocrítico» porque «la apuesta era ascender y no se dio». 

EFE noticias