Pekín.- El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, se reunirá  de forma virtual con el Alto Representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, en el marco de la 11ª ronda de diálogo estratégico de alto nivel entre China y la UE, informó  la portavoz china de Exteriores, Hua Chunying.

En la rueda de prensa diaria de Exteriores, Hua destacó la necesidad de que ambas partes lleven a cabo una «comunicación estratégica y refuercen su coordinación y cooperación en el contexto de una creciente inestabilidad e incertidumbre en el mundo».

Los dos responsables de Exteriores, dijo, intercambiarán opiniones sobre los lazos bilaterales, el diálogo y la cooperación en varios sectores, así como asuntos internacionales y regionales «para promover un firme y estable desarrollo de sus relaciones y afrontar conjuntamente los desafíos globales», afirmó la portavoz.

La anterior ronda de diálogo estratégico de alto nivel entre China y la UE, también virtual y copresidida por Wang y Borrell, se celebró el pasado junio.

El jefe de la diplomacia china declaró entonces que «la cooperación entre la UE y China es mayor que su competición» y describió a ambos actores como «socios estratégicos integrales a largo plazo».

El pasado 16 de septiembre, la Eurocámara pidió una nueva estrategia con China basada en la cooperación frente a desafíos comunes, como el cambio climático, y a la vez más exigente en ámbitos como el respeto de los derechos humanos.

La reunión llega justo después de las elecciones alemanas que han protagonizado la actualidad política en Europa y que marcaron el final de la era de la canciller Angela Merkel, para quien la portavoz Hua tuvo palabras de reconocimiento.

«China valora positivamente a la canciller Merkel por su trabajo para reforzar las relaciones entre China y Alemania», dijo.

Hua añadió que China espera que el nuevo gobierno alemán mantenga «un enfoque pragmático y equilibrado» hacia China.

La portavoz también se refirió al regreso a China el pasado sábado de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, después de que Canadá la liberase tras casi tres años de litigio, en virtud de un acuerdo con las autoridades estadounidenses, que suspendieron el proceso judicial contra ella.

Hua aseguró que el presidente Xi Jinping «se preocupó personalmente» por este asunto y que su regreso es «resultado de los incansables esfuerzos del Partido Comunista y el Gobierno chino».