La aerolínea colombiana Wingo suspendió este fin de semana la venta de boletos para el primer vuelo Bogotá-Caracas, previsto para el 3 de octubre, sin dar detalles de esta decisión. 

Según información reseñada en El Pitazo, la medida se mantiene vigente. 

«Las ventas en las rutas Bogotá – Caracas y Caracas – Bogotá se encuentran temporalmente suspendidas. Esperamos volver muy pronto con nuestros vuelos seguros, a precios bajos y buena onda», dijo la empresa en su página web. 

Esto ocurre luego de que el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, dio a conocer que la aerolínea venezolana Turpial Airlines recibió la autorización para volar de Caracas a Bogotá el próximo lunes 26 de septiembre.

«¡Gran noticia! La aerolínea venezolana Turpial Airlines acaba de recibir autorización de @AerocivilCol (Aeronáutica Civil de Colombia) para aterrizar en Bogotá el próximo lunes 26 de septiembre, proveniente de Caracas. El primero de 27 vuelos previstos hasta el 30 de diciembre. ¡Falta poco!», escribió Benedetti.

Sanciones a Conviasa 

El pasado viernes 23 de septiembre, el mismo embajador colombiano informó que Conviasa no realizaría el primer vuelo entre ambas naciones debido a las sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac, por sus siglas en inglés) contra la empresa estatal venezolana.

«Sí, no se puede hacer ese vuelo. Textualmente no se podía recibir la aerolínea porque está sancionada en la Lista Clinton, exacto, no tiene la aprobación de la Ofac, entonces eso es problema para el que vaya a hacer una negociación con ellos, una transacción bancaria», informó el diplomático en esa oportunidad.

Del lado colombiano se espera que las aerolíneas Avianca, Ultra y Latam Colombia sean las que retomen la ruta aérea; sin embargo, hasta los momentos las autoridades del vecino país no han dado más detalles.