Redacción deportes.- Yulimar Rojas cerró este jueves un año de ensueño, en el que la venezolana, además de proclamarse campeona del mundo, estableció una nueva plusmarca universal con unos impresionantes 15,67 metros, con la conquista de su primer diamante, tras imponerse este jueves en la prueba de triple salto de la final de la Liga de Diamante, disputada en la ciudad suiza de Zúrich, con un mejor intento de 15,48 metros.

Rojas, que se aseguró prácticamente con la victoria con un impresionante primer salto de 15,27 metros, no dudó en arriesgar en sus posteriores intentos buscando acercarse a su plusmarca mundial. Una circunstancia que llevó a la saltadora venezolana, doble campeona del mundo en los años 2017 y 2019, a firmar nulo en su tres siguientes saltos.

Fallida serie que Yulimar Rojas rompió en su quinta tentativa, en la que la pupila del cubano Iván Pedroso, volvió a superar la barrera de los 15 metros con un salto de 15,22.

Un anticipo de lo que Rojas lograría en su sexto y último intento en el que la saltadora venezolana se fue hasta los 15,48 metros, nuevo récord de la reunión.

Esa marca ratificó la superioridad de Yulimar Rojas, que superó en 84 centímetros a la jamaicana Shanieka Ricketts, ganadora de la última edición de la Liga de Diamante, que en esta ocasión tuvo que conformarse con la segunda plaza con un mejor salto de 14,64 metros.EFE