Tokyo, Japón. La venezolana Yulimar Rojas, doble campeona mundial de triple salto, encabeza la legión de latinoamericanos que a partir de este viernes pujarán por varias medallas en el atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio.

A los 25 años, Rojas pasa por el mejor momento de su vida; el pasado 22 de mayo en Andújar (España) puso su marca personal en 15.43 metros y saldrá como favorita para ganar la medalla de oro el 1 de agosto en el Estadio Olímpico de la capital japonesa.

Entrenada por el cubano Iván Pedroso, campeón olímpico en Sydney 2000 en salto de longitud, Rojas ha sido la atleta latinoamericana más estable del ciclo olímpico, ganó los Mundiales de 2017 y 2019 y mejoró su marca en más de 40 centímetros desde 2016.

Aunque ganó medalla de plata en los Olímpicos de Río de Janeiro, fue en agosto de 2017 cuando la saltadora se erigió como la nueva rosa de los vientos del triple salto, la marcadora de los puntos cardinales en esa prueba. Esa vez derrotó en los Mundiales a la colombiana Caterine Ibargüen y desde entonces es la reina.

En Tokio pinta como la apuesta principal de América Latina; aparecerá la noche del viernes en las eliminatorias y dos días después aspira a derrotar a rivales de calidad pero que no se le han acercado, entre ellas la jamaicana Shanieka Ricketts, la cubana Liadagmis Povea y la estadounidense Orgi Keturah.

Además de Yulimar, América Latina tendrá alrededor de una decena de competidores con posibilidades de ganar preseas en el atletismo olímpico, entre ellas cubanos, colombianos, mexicanos, brasileños y dominicanos.

Cuba, que apenas ganó una presea de bronce en Rio, tendrá ahora a varios competidores candidatos a preseas, liderados por la campeona mundial de lanzamiento del disco Yaimé Pérez, quien retará a la holandesa Jorinde Van Klinken, la estadounidense Valarie Allman y la croata Sandra Perkovic. Con ellas peleará por la presea de oro.

Si hace una prueba inteligente con un rendimiento de menos a más, Rose Mary Almanza tiene con qué para ganar medalla en los 800 metros, incluso retar por el oro a la promesa estadounidense Athing Mo, mientras en el salto de longitud el medallista mundial Juan Miguel Echevarría y su compatriota Maykel Massó serán incluidos en los candidatos al podio.

Aunque es una de las disciplinas en las que más figuras de primer nivel ha tenido, Cuba nunca ganó un título olímpico en triple salto. Ahora el favorito será Pedro Pablo Pichardo, originario de Santiago de Cuba, que compite para Portugal.

El equipo cubano confía en que Andy Díaz, tercero de la lista mundial, dispute el oro a Pichardo y haga olvidar la deserción del talentoso Jordan Díaz, oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud, quien abandonó una delegación en España. A los 20 años es una de las promesas del atletismo mundial y tal vez pronto compita con otra bandera.

Colombia tendrá muchas oportunidades de medallas con el subcampeón mundial de los 400 metros planos, Anthony Zambrano, Brasil con Alison Dos Santos, quien ha levantado la mano para no desentonar en los 400 metros con vallas en los que se espera un duelo entre el noruego Karsten Warholm y el estadounidense Rai benjamín, que puede terminar en un récord mundial.

El mexicano Jesús Tonatiu López marcó este mes 1:43.44 minutos y si se supera a sí mismo puede ser la sorpresa en las dos vueltas a la pista, un caso parecido al de la joven dominicana Marileidy Paulino, quien bajó de 50 segundos en la vuelta a la pista y por ser desconocida, puede ser de las protagonistas.

EFE noticias