Aguas negras corren libremente por varias calles afectando a cientos de familias. Foto SNPD Piar

Upata. – Una cloaca de la escuela José Antonio Anzoátegui, en Upata, se encuentra desbordada desde hace más de cuatro meses al parecer no tiene solución, pues, los vecinos alegan que los olores, moscas, zancudos y la presencia de estos líquidos putrefactos frente a sus casas, hace que no puedan vivir en mejores condiciones.

Luisa López, residente destacó que el problema del desbordamiento se agudiza cada día más, “todos los vecinos de la calle Miranda estamos siendo afectados, al igual que los estudiantes y docentes de la escuela antes mencionada, la boca de visita pertenece a la institución educativa y a pesar de eso las autoridades educativas no presta apoyo con el camión vatro para realizar el mantenimiento que amerita”.

Habitantes con patologías

López informó, que los niños, adultos y personas de la tercera edad, ya están presentando patologías con enfermedades, “necesitamos que los funcionarios nos atiendan lo más pronto posible y antes que se presente una epidemia”.

Los sectores que están siendo afectados son; La Esperanza, mejor conocido como Moscú, calle Colón y Miranda, “esta situación se presentó desde hacen cuatros meses y siempre se ha presentado, pues, cuando los funcionarios públicos se presentan hacer el mantenimiento, con los días el problema de desbordamiento vuelve, no soportamos los olores nauseabundos y necesitamos que nos colaboren”, acotó una vecina.   

Soy Nueva Prensa Digital Piar