Nueva Delhi.- Nuevos reportes que afirman el supuesto uso del Gobierno de la India del programa Pegasus de la empresa israelí NSO Group para espiar a líderes políticos y periodistas, agitan el escenario justo cuando la nación asiática se aproxima a unas elecciones regionales clave.

El Gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi «compró Pegasus para espiar a nuestras instituciones democráticas, políticos y ciudadanos. Funcionarios del Gobierno, líderes de la oposición, fuerzas armadas, el poder judicial, todos fueron objeto de estas escuchas telefónicas», aseveró el líder del opositor Partido del Congreso, Rahul Gandhi.

«El Gobierno de Modi ha cometido traición», añadió en un mensaje en Twitter el delfín de la dinastía Nehru-Gandhi.

La acusación del político, parte de un maremoto de reacciones del escenario político de la India, surge tras una publicación este sábado en el diario The New York Times en la que se afirma que el Gobierno indio adquirió el programa israelí como parte de un acuerdo de Defensa durante una visita oficial en 2017.

Narendra Modi viajó a Tel Aviv en julio de 2017, convirtiéndose en el primer jefe del Gobierno indio en visitar Israel, lo que fue visto por algunos como un punto de inflexión en la posición de India sobre Israel.

«El Gobierno de Modi compró Pegasus en 2017 junto con otras tecnologías militares como pieza central de un paquete de armas y equipo de inteligencia por un valor de 2.000 millones de dólares de Israel», dijo basado en el reporte del diario estadounidense el secretario del Partido del Congreso, Randeep Surjewala.

Las primeras acusaciones contra el Gobierno indio surgieron el año pasado después de que el Proyecto Pegasus, una investigación de más de 80 periodistas de 17 organizaciones de medios de comunicación de 10 países, aseguró que el software espía fue utilizado para vigilancia dirigida en la India.

El Gobierno, sin embargo, al ser interpelado el año pasado por el Parlamento desestimó las acusaciones de cualquier tipo de vigilancia sobre personas específicas y negó esta adquisición.

Aún así la Corte Suprema india formó un panel especial para investigar las acusaciones y pidió a las personas que tuvieran sospechas «razonables» de estar siendo vigiladas por el programa israelí comunicarse con el tribunal.

El parlamentario y exministro Subramanian Swamy se refirió a la supuesta implicación del Gobierno en espionaje asegurando que la Administración india debe aclarar el asunto cuanto antes.

Las revelaciones que colmaron hoy los titulares de buena parte de los canales de televisión y portales informativos del país llegan en medio de la campaña para las elecciones legislativas regionales en cinco estados del país, que comenzarán a celebrarse a partir del próximo 10 de febrero.

Esta es una liza clave para el Bharatiya Janata Party (BJP), la formación de Modi, que intentará ratificar su poderío en regiones consideradas bastiones del partido nacionalista hindú, así como ganar terreno en estados en manos de opositores.

El asunto surge además en las vísperas de la presentación de los Presupuesto Generales para el año fiscal 2022-2023 por parte del Gobierno de Modi ante el Parlamento donde, aunque sin mayoría, la oposición ejerce fuerte presión.

«Nos aseguraremos de que los culpables rindan cuentas y lo plantearemos categóricamente en el Parlamento», dijo hoy durante la rueda de prensa del Partido del Congreso, el líder de la oposición en la Cámara Alta, Mallikarjun Kharge.

 

EFE