Kabul.- Al menos ocho personas murieron y otras 71 resultaron heridas este viernes en un atentado suicida en una mezquita en Kabul, donde se encontraban cientos de fieles reunidos para la oración, por lo que el número de víctimas podría ser mayor.

El atentado tuvo lugar en la mezquita sufí de Khalifa Sahib en el oeste de Kabul hacia las 16.20 horas (11.50 GMT), cuando un atacante suicida se inmoló dentro del recinto religioso, afirmó a Efe el jefe de Policía de la zona, Hafiz Omar.

«Desde que se produjo la explosión ingresaron seis muertos y 50 heridos, y algunos de los heridos fueron trasladados a otros hospitales», dijo a Efe una fuente hospitalaria, que pidió el anonimato.

La ONG italiana Emergency, que cuenta con uno de los principales hospitales de Kabul, informó también en Twitter que recibieron al menos dos fallecidos y que 21 heridos fueron ingresados en su centro.

Ningún grupo ha reivindicado la autoría del atentado.

El suceso de hoy se enmarca en una sangrienta ola de ataques que ha tenido lugar durante las últimas semanas en Afganistán, y que han dejado decenas de muertos y heridos en ataques a mezquitas, medios de transporte y centros educativos.

Apenas ayer otros dos atentados simultáneos tuvieron lugar en el país con explosiones en sendos autobuses que se dirigían a zonas rurales de Mazar-e-Sharif, capital de la provincia norteña de Balkh, que dejaron al menos diez muertos y 13 heridos.

El doble atentado, reivindicado hoy por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), se produce en el marco de la campaña que denominan «venganza de los dos jeques» lanzada hace dos semanas por el nuevo portavoz del EI, Abu Omar al Muhager, en referencia a las muertes del anterior líder de la organización y de uno de sus portavoces.

Hace exactamente una semana un atentado con explosivos a una mezquita en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán, dejó al menos 33 personas muertas y decenas heridas.

 

EFE