Albert Pujols
Foto de archivo del beisbolista Albert Pujols. EFE/ Orlando Barría

La fanaticada de la República Dominicana se rindió a los pies del estelar toletero Albert Pujols, a quien honraron en la celebración del Juego de Leyendas del béisbol dominicano en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

“Quiero darle las gracias a Dios por darme la oportunidad de estar aquí en la República Dominicana y aceptar este homenaje”, dijo Pujols al dirigirse a los presentes desde una tarima situada en medio del cuadro interior del terreno de juego.

En el evento organizado por la Federación Dominicana de Peloteros Profesionales, Pujols agradeció a su familia, amigos y colegas, así como también a sus fanáticos dominicanos, por el apoyo que le brindaron durante toda su carrera.

“Gracias a ustedes mi pueblo dominicano, por todo el apoyo que me dieron durante 22 años. Gracias”, quien se retiró formalmente como jugador luego de finalizada la pasada temporada de Grandes Ligas.

Pujols, quien en su paso por el béisbol estadounidense fletó 703 cuadrangulares, dedicó este homenaje a los niños, a quienes instó a perseguir sus sueños en el béisbol.

“Este homenaje se lo quiero dedicar a todos los niños, que, si Albert Pujols llegó, también ustedes lo pueden lograr, con el esfuerzo de Dios”, indicó el histórico bateador.

“Este tiempo y este día me lleva hace 30 años, Albert Pujols ahí en las gradas vendiendo friquitaquis, y 20 años después aquí está Abert Pujols, en este escenario, nunca me iba a imaginar esto en mi vida y por eso es que yo le doy las gracias a nuestro señor Jesucristo, que nos abre las puertas cada día para que nosotros podamos llegar”.