Celtics
Jaylen Brown firmó un gran encuentro con 34 puntos y 10 rebotes mientras que Jayson Tatum también destacó en Boston con 29 puntos y 11 rebotes. Foto de archivo. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

Boston Celtics arrancó este domingo su gira de diez días lejos del TD Garden volviendo al camino del triunfo ante Brooklyn Nets por 92-103 en un partido en el que únicamente sufrió durante el tercer cuarto.

Jaylen Brown firmó un gran encuentro con 34 puntos y 10 rebotes mientras que Jayson Tatum también destacó en Boston con 29 puntos y 11 rebotes.

En los Nets, no sirvieron para el triunfo los 31 tantos y 7 rebotes de Kevin Durant.

Por su parte, el dominicano Al Horford aportó 3 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias en 33 minutos para los Celtics.

Llegaban a Nueva York los de Joe Mazzulla tras caer este viernes con Miami Heat y con la importante ausencia de Marcus Smart, sumada a las ya conocidas de Danilo Gallinari y Robert Williams.

Ben Simmons fue baja en los Nets por tercer partido consecutivo y comprobó desde el banquillo cómo frenaban la buena racha de Brooklyn en el Barclays Center, donde sumaban seis victorias consecutivas.

Fue además el cara a cara de dos de las mejores parejas de la liga: Kevin Durant y Kyrie Irving frente a Jaylen Brown y Jayson Tatum.

Gran inicio de Brown en Celtics

El primer cuarto comenzó con un parcial de salida de Brooklyn de 11-2. Durant y e Irving mostraban buenas intenciones en su aportación ofensiva.

La desconexión de Boston se arregló sola, sin necesidad de pasar por tiempos muertos.

Mazzulla confiaba en los suyos y comenzó la fiesta anotadora con exhibición defensiva de los Celtics para un 0-14 que sí obligó a los de Jacque Vaughn a reunirse.

En total fueron más de tres minutos sin anotar para los Nets, en los que los Celtics marcaron su alto ritmo guiados por un inspirado Brown que cerró el primer cuarto con 20 puntos y 5 de 5 en triples.

El parcial terminó con 27-35 favorable a Boston.

La estrategia defensiva de los Nets pasaba por tratar de detener a Tatum.

Pero el recital de Brown les obligó a ajustar y ahí fue cuando Tatum volvió a aparecer con 11 puntos justo antes del descanso.

Pese a esto, la distancia en el marcador con los Celtics nunca fue tan amplia como para que Brooklyn perdiera opciones.

Un triple de Joe Harris igualó a 48 el marcador a falta de cuatro minutos, pero, como anteriormente, llegó la respuesta de Boston con otro parcial de 0-6.

Cerró mejor el segundo cuarto el equipo de verde ampliando hasta un 2-14 que dejó el marcador al descanso en 50-62 favorable a los visitantes.

Boston no solo mantenía su ritmo anotador, sino que recuperaba su mejor versión defensiva.

Sin mucha amenaza de Durant

Apenas Kevin Durant, con 13 tantos, suponía una amenaza.

Los Nets se aplicaron en defensa a la vuelta de vestuarios y lograron modificar uno de los puntos fuertes de Boston: el alto ritmo de juego.

Los Celtics estuvieron incómodos por primera vez en el partido, atacaban más lento y con menos posesiones.

En consecuencia, su anotación se redujo hasta 13 puntos en el tercer periodo, su registro más bajo en un cuarto en lo que va de temporada.

Sus porcentajes de tiro bajaron mientras veían como los Nets, centrando sus ataques en Durant, mejoraban notablemente.

El alero sumó 12 puntos en el tercer periodo mientras que ni Tatum ni Brown encontraron confianza.

Pese a este bache, los Celtics nunca perdieron la iniciativa en el luminoso y cerraron a falta de doce minutos con un 69-75.

Los Celtics crecieron desde la defensa, más agresivos, con uso de manos y recuperando balones que convirtieron en transiciones rápidas.

Las pérdidas de balón de Brooklyn y su bajón en los tiros libres les alejaban de la victoria.

De esta forma, Tatum puso la sentencia a 1:43 para el final con un triple que llevó el marcador hasta el 85-101.

Tras el tiempo muerto, ni Irving ni Durant regresaron a pista y los Nets bajaron los brazos.

Este partido fue el primero de una gira de seis encuentros lejos del TD Garden para Boston, que visitará Toronto este lunes y que afrontará después un viaje por el Oeste para medirse a Suns, Warriors, Clippers y Lakers.