La ministra de la Mujer de la República Dominicana, Mayra Jiménez (c), acompañada del secretario general iberoamericano, Andrés Allamand (i), habla en la ceremonia inaugural de la IV Conferencia Iberoamericana de Género, hoy en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/Orlando Barría

La violencia contra las mujeres en Iberoamérica es «estremecedora», alertó este jueves el secretario general iberoamericano, Andrés Allamand, en la apertura en Santo Domingo de la IV Conferencia Iberoamericana de Género.

«No hay duda de que este es un tremendo fracaso de nuestras sociedades y particularmente de los Estados y de los Poderes Judiciales», dijo el diplomático chileno en su intervención.

En Iberoamérica «tenemos que frenar la violencia contra la mujer. Ha habido avances, pero son insuficientes» apuntó en declaraciones a la prensa antes del inicio de la conferencia.

ALTAS TASAS DE FEMINICIDIOS

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en 2021 se registraron al menos 4.473 feminicidios en 29 países de la región.

Las mayores tasas de feminicidio por cada 100.000 mujeres se registraron en Honduras con 4,6 casos, República Dominicana (2,7), El Salvador (2,4), Bolivia (1,8) y Brasil (1,7).

Muchos de estas muertes se producen después de que, incluso, en contra del agresor se haya emitido una orden que le impide acercarse a la víctima, pero a la que en muchos casos no se da seguimiento, indicó Allamand en la conferencia, que forma parte de las actividades que lleva a cabo la República Dominicana como país anfitrión de la próxima Cumbre Iberoamericana, que se celebrará el 24 y el 25 de marzo bajo el lema «Juntos por una Iberoamérica justa y sostenible».

Durante esta reunión de género, se aprobará una declaración que se presentará a los jefes de Estado y de Gobierno de cara a la cumbre en Santo Domingo.

LA IMPORTANCIA DEL EMPODERAMIENTO ECONÓMICO

En la reunión de género, que se extenderá hasta el viernes, el secretario general iberoamericano también se refirió a la necesidad de avanzar en el empoderamiento económico de las mujeres, las más afectadas por la pobreza, agregó.

Por cada 100 hombres que viven por debajo de la línea de la pobreza hay 117 mujeres, mientras que la tasa de participación laboral de las mujeres es de un 50 % frente al 74,2 % de los hombres.

Las mujeres, de acuerdo con Allamand, «reciben menos prestaciones sociales de parte de los Estados y reciben menos créditos para sus proyectos de emprendimeitno» y solo el 20 % participa en los directorios de las empresas públicas o privadas.

«Mientras las mujeres en Iberoamérica estén en la periferia, el avance seguirá siendo lento», advirtió.

LOS GRANDES DESAFÍOS EN CUESTIÓN DE GÉNERO EN IBEROAMÉRICA

En esa misma línea se pronunció la ministra de la Mujer de la República Dominicana, Mayra Jiménez, quien aseguró que, a pesar de los avances en la región respecto a los derechos de la mujer, la región se enfrenta a «grandes desafíos para desatar los nudos estructurales de las desigualdades de género, que excluyen, discriminan y limitan a las mujeres para ser sujetas activas del desarrollo».

Entre estos citó la violencia contra mujeres y niñas, el tráfico y la trata de mujeres y las brechas salariales, de ingresos y de protección social.

Además, esas situaciones se presentan agravadas por edad, etnia, situación migratoria, discapacidad, orientación sexual, ruralidad y otras diversidades de personas o situaciones, señaló.

«Todos esos factores cuestionan profundamente la calidad de nuestras democracias; la inclusividad de nuestras políticas y colocan un gran signo de interrogación al carácter sostenible de nuestros modelos de desarrollo», subrayó la ministra.

En estos días de debates en Santo Domingo intervendrán, entre otros participantes, la secretaria de Estado de igualdad y contra la Violencia de Género de España, Ángela Rodríguez; la exvicepresidenta de Costa Rica Epsy Campbell y la directora regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, María Noel Vaeza.