Los comerciantes hablan con un cliente en una tienda de móviles en Peshawar, Pakistán, después de que un importante corte del suministro eléctrico provocase un apagón masivo en gran parte del país. EFE/EPA/BILAWAL ARBAB

Islamabad.- Pakistán amaneció este lunes sumida en la oscuridad, después de que un importante corte del suministro eléctrico provocase un apagón masivo en gran parte del país, incluyendo su capital y varios de sus principales núcleos urbanos.

«Debido a algunas variaciones de frecuencia y fluctuaciones de voltaje en el sur del país en Sindh, las unidades generadoras de energía comenzaron a apagarse una por una», dijo a EFE el portavoz del Ministerio de Energía, Sohail Atiq.

«La restauración de las estaciones de la red en Peshawar e Islamabad ha comenzado a través de las presas de Tarbela y Warsak y esperamos que la energía se restablecerá por completo en todo el país en las próximas 12 horas», agregó.

Entre las ciudades afectadas se encuentran Islamabad, Lahore, Karachi, Peshawar y Quetta, además de decenas de distritos de sus proximidades, según informaron en Twitter a lo largo de la mañana las distintas compañías eléctricas responsables de cada localidad.

Así, el principal suministrador de electricidad de Islamabad, IESCO, reportó un fallo en el abastecimiento de más de un centenar de estaciones de la capital, mientras que el portavoz de K-Electric, a cargo de Karachi, notificó errores similares en la que es la ciudad más poblada del país.

Pakistán atraviesa una agonizante crisis económica que llevó al Gobierno a aprobar recientemente un nuevo plan de conservación energético para reducir el consumo, y que incluye medidas como el cierre temprano de mercados y centros comerciales, o la limitación en la compra de ciertos productos de escasa eficiencia energética.

Para aumentar este ahorro, las autoridades apagan en invierno las unidades de generación de energía por las noches, según informó hoy el ministro de Energía, Khurram Dastgir, al medio paquistaní GeoTV.

Algunos expertos estiman que este país de 220 millones de habitantes consume alrededor de 29.000 MW de energía en su pico de verano y unos 12.000 MW en el momento de máxima demanda en invierno.

Pakistán ha sufrido varios apagones masivos similares en los últimos años, el más considerable de ellos en mayo de 2018, cuando un problema técnico provocó la desconexión de varias plantas eléctricas y afectó a unos 130 millones de personas.