La Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Apuneg) anunció en un comunicado que el reintegro a las actividades laborales de los profesores universitarios no será en la fecha que indica el cronograma de la Uneg, pues aseguran que los días que no percibieron su bono vacacional no pueden ser contabilizados como vacaciones.

«Vamos a iniciar el periodo vacacional el 16 de agosto del año 2022, fecha en la que corresponde con el pago del bono vacacional y recreacional completo por la presión de los universitarios y educadores», explicó el presidente de Apuneg, Raul Brito.

Brito instó a las autoridades de la Uneg a que respeten la fecha de reintegro que la Asamblea Extraordinaria de la Apuneg especificó.

«Ya la misma universidad había sacado un comunicado diciendo que el Ejecutivo trasgredía las leyes y no respetaba la Constitución. En función a que el Consejo Universitario ya había rechazado el impago de las vacaciones, tomamos la decisión de reintegrarnos después. Por eso exigimos a las autoridades de la universidad a que respeten la fecha de reintegro», expresó.

Pago en julio

Los profesionales de la educación en Venezuela deben recibir el pago correspondiente a sus vacaciones durante la primera quincena del mes de julio, tal y como lo indican los contratos colectivos de estos trabajadores.

Sin embargo, el periodo vacacional recibió, de manera unilateral, ciertos cambios que levantaron una ola de protestas en todos los estados del país. 

En un principio, el pago llegó solo para el sector de educación media general, rozando 25 % de lo que en realidad deberían recibir, en este caso, los maestros. La educación superior seguía sin ser atendida por su Ministerio, el cual comanda la antigua rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena.

Profesores en las calles

Luego de que las autoridades competentes incumplieran con lo establecido en el contrato colectivo, el cual tiene un rango legal similar al de una ley orgánica, las calles del país se llenaron de pancartas de los profesores con un mensaje claro: «queremos que nos paguen».

El 3 de agosto el Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo firmó la homologación de la cuarta convención colectiva del sector universitario con la Junta Directiva de la Federación de Trabajadores y Trabajadoras Universitarios de Venezuela (FTUV) y la ministra de Educación Universitaria, Tibisay Lucena.

Este hecho también fue rechazado por la directiva de Apuneg, pues su presidente remarcó que «el Gobierno y su sirviente FTUV firmaron la homologación del contrato colectivo que se hizo a espaldas de los profesores universitarios. Ese contrato no representa lo que debe ganar un profesor universitario», zanjó.

Aquel documento estipulaba que las vacaciones se pagarían de manera fraccionada: 10 días en la primera quincena de agosto, 10 días en septiembre, 10 días en octubre y entre enero y julio de 2023 los 75 días restantes. Así lo especificó la IV Acta Convenio.

Tras días de protestas, el Ejecutivo prometió que antes del 16 de agosto se pagaría 100% de los pasivos que tenía el Estado a los profesionales de la educación en todos los niveles. Esto sucedió; sin embargo, los profesores alegan que estos días de protesta no deben ser contados bajo el esquema vacacional.

-¿Por qué no se reintegrarán a clase de acuerdo al calendario de la universidad?

-Si a ti no te pagan el bono vacacional, no hay disfrute. No hay periodo vacacional. Quién va tener vacaciones si no tiene con qué comer o con qué alimentarse, porque para eso era el bono vacacional.

-Nosotros habíamos dicho que por cada día de retraso en el pago del bono vacacional nos reincorporaríamos dos días después, pero no queremos afectar tanto el sector académico y nos vamos a reintegrar un día más por cada día de atraso. Como fueron 14 días de incumplimiento en los pagos, nosotros vamos a demorar 14 días más en reintegrarnos a nuestras actividades laborales. 

Apoyo a posibles agresiones

La junta directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Apuneg), expresó que apoyarán jurídica y gremialmente a todos los profesores, en caso de que las autoridades de la Uneg decidan rechazar lo anunciado por Apuneg.

«Apoyaremos jurídicamente a todos los profesores que reciban medidas de presión y chantaje por parte de las autoridades de la Uneg para que inicien clases según su cronograma», finalizó Raúl Brito.

Brito asevera que en caso de que las autoridades de la universidad decidan ignorar las peticiones que el gremio de profesores anunció en relación al inicio de las actividades académicas, protestarán en la sede de la Uneg de Villa Asia.

Hasta la fecha de esta publicación, las autoridades de la universidad no se han pronunciado en torno a la modificación de la fecha de reintegro de las actividades académicas.