Raúl Brito, presidente de Apuneg, junto a personal docente, obrero y administrativo. Foto: Elías Rivas

Ciudad Guayana.- Profesores y personal administrativo de la Universidad Nacional Experimental de Guyana (Uneg) protestaron la mañana de este miércoles frente a la sede de Villa Asia, para exigir la reivindicación de sus derechos laborales, afectados por el nuevo ajuste en las tablas salariales.

«El Gobierno nacional a través de sus lacayos están cercenando los salarios de los trabajadores universitarios a través de un instructivo que violenta el artículo 89 de la Constitución. El Ejecutivo quiere ver a la universidad destruida», denunció el presidente de la Asociación de profesores de la UNEG, Raúl Brito.

Explicó que el instructivo de pago que redujo la remuneración global entre 40 % y 60 % fue impuesto ilegalmente por el Ministerio de Educación Superior y el Ministerio de Finanzas.

El artículo 89 de la Constitución reza que «Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales… Es nula toda acción, acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de estos derechos».

Estos salarios se calculaban, de acuerdo a los establecido por el Ejecutivo, de manera revertida, ignorando los convenios colectivos de manera unilateral, con un porcentaje anual, es decir: por cada año de trabajo universitario aparece un 2% del salario tabla.

Describe Raúl Brito que, por ejemplo, un profesor que cuenta con 30 años de trabajo universitario, debe recibir según lo establecido un 60% del salario tabla. Hoy, y gracias a la imposición del Ministerio de Educación Superior (MPPEU), este profesor solo recibirá un 30% de salario tabla, es decir: les pusieron un tope de 30%.  

«El Gobierno les redujo en un 50% a todos los profesores universitarios su salario. Eso es un atropello. Esta última quincena la recibimos con un descuento importante en relación a las tres últimas quincenas», aseveró Brito.

Para marzo de este año el Gobierno chavista anunció el aumento del estipendio, el cual pese a tener un incremento porcentual bastante elevado apenas llegó a rozar los 40 USD para el momento del anuncio.  

Con ese salario mínimo y ahora con la imposición inconstitucional del Ministerio de Educación Superior y el Ministerio de Finanzas, los profesores universitarios deben enfrentarse a los 381 USD que cuesta la canasta alimentaria, según el Observatorio Venezolano de Finanzas.

Pronunciamiento de las autoridades de la UNEG

El Consejo Universitario de la UNEG se pronunció a través de un comunicado, publicado este 12 de mayo, en el que denuncian la devolución de las maquetas salariales por parte de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, debido a estas nuevas instrucciones del Ministerio.

«…La manera de hacer los cálculos relacionados con algunos conceptos a pagar, lo cual indudablemente afecta el salario a percibir y además, desconoce una serie de beneficios y derechos adquiridos, trastocando su intangibilidad y progresividad…», expuso el oficio.

El presidente de Apuneg infromó que, aun cuando las autoridades de esta casa de estudios son afectos al chavismo, condenaron las acciones del MPPEU.

«A pesar de que son unas autoridades pro oficialistas, reconocen que lo que está haciendo el Ejecutivo Nacional lesiona la calidad de vida de los profesores universitarios, porque va en contra de la Constitución», vociferó Raúl Brito.

Personal obrero sin sueldo

Los encargados del mantenimiento de la universidad y, por ende, quienes deben aportar con su trabajo para que las instalaciones de la institución estén en óptimas condiciones y así los estudiantes puedan contar con el acceso al derecho a la educación de calidad, tienen más de dos semanas marginados de sus sueldos.

Los trabajadores decidieron no asistir más a la universidad, hasta que se les pague su estipendio. Esto se traduce en instalaciones sucias, salones inhabilitados, baños cerrados y hasta basura por el campus.

El artículo 128 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) establece que «La mora en el pago del salario, las prestaciones sociales e indemnizaciones, generan intereses calculados a la tasa activa determinada por el Banco Central de Venezuela, tomando como referencia los seis principales bancos del país».

Para la fecha de esta publicación, los profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana se mantienen de brazos caídos para exigir sus derechos laborales. La Asociación de Profesores de la UNEG se reunirá para establecer cuántos días va durar este paro de los profesores.

Brayan Silva