Santamarias abajo, en el 90 por ciento de los puestos de venta del Mercado de Puerto Ordaz. Fotos Wuilmer Barrero

Apenas se consigue el ingreso por el acceso principal, al Mercado Municipal de Puerto Ordaz, ubicado en uno de los costados de la Avenida Castillito de la Parroquia Cachamay, la palabra “DESOLACIÓN”, así en mayúsculas, queda expuesta por donde quiera.

A la pura entrada, apenas saludan dos puestos de verduras y legumbres, colocados en el sector de la izquierda y distanciados unos cuatro puestos por lo menos, entre uno.

“Paisaje olvidado” en el que se ha convertido el referido Mercado Municipal de Puerto Ordaz, el que otrora ofrecía una innumerable cantidad de ofertas a sus clientes y visitantes, y con gama de la mas alta variedad.

Hoy, eso es tema olvidado, sólo queda el recuerdo de aquellas jornadas familiares, en la que mamá o papá, accionaban su gestión para ir a este Mercado, especialmente durante los días del fin de semana, esto es sábado y domingo.

Visita directa

Soledad, desolación, olvido, palabras que vienen a la menta para esta triste realidad. Foto Wuilmer Barrero

Poco antes de la nueve de la mañana de la jornada sabatina, el equipo reporteril de Soy Nueva Prensa de Guayana, se permitió un recorrido por las actuales instalaciones del referido mercado, y en la medida del caso, conocer de boca de los propios adjudicatarios o de quienes regentan el mismo, el porqué de esta situación.

Félix Andrade, discapacitado motor –no posee parte de su pierna derecha y anda en muletas- era uno de los poquísimos vendedores que se encontraban esta mañana sabatina en su puesto de venta.

“Llegamos aquí por allá en el año 1985, aquí al mercado. Esto ha cambiado muchísimos, usted puede darse cuenta, muchos, pero muchos se han ido y quedamos bien pocos…”relató junto a la señora que lo acompañaba en esta jornada.

“Somos dos en venta hortalizas, frutas y legumbres que todavía quedamos”…recordó, en base a unos diez puestos que de estos productos tenía por lo general, la entrada del Mercado Municipal de Puerto Ordaz.

Apenas dos puestos de venta de frutas, legumbres y hortalizas se observó en la mañana de este sábado 21E. Foto Wuilmer Barrero

A estos números se sumaban anteriormente unos 5 puestos de carnicería, producto que no se vende ahora en estas olvidadas instalaciones y otros tanto en la venta de pollos. Hoy en este rubro, apenas dos están mediamente activados y por lo que se observó, viviendo de la venta delivery, más que de la venta directa de los clientes, que literalmente, a esa hora de la mañana, “brillaban” pero por su ausencia.

“Los que vendían ropa, también dejaron sus puestos y ya no están aquí…”recordó Andrade, añadiendo que “lo que hay son puras rejas trancadas.

Un detalle particular, que ahora relacionado con el tema de la basura, nos resultó llamativo: los poquísimos vendedores que existen, “no generan basura, casi nada, nosotros las sobras de nuestros productos, con hace la otra persona que vende legumbres, verduras, hortalizas o frutas, se los lleva enfrente –sector Puerto Libre- a una cochinera que hay. Así que se imaginara como está esto…” señaló el consultado.

Otra opinión se pudo lograr de parte de una de las pocas adjudicatarias que estaban presente en esta mañana, quien se mostró muy renuente a permitir una entrevista, aunque a la pregunta de cómo veía el mercado, dijo: “no lo ve usted, por sí mismo. Esto lo que da es tristeza…”.

Cita que también se pudo lograr de otras personas, pero que dijeron no fueran mencionadas, en una especie de temor directo, de tal vez perder sus puestos de ubicación en este mercado guayanés.

Mejorar la actualidad del Mercado de Puerto Ordaz

No pocos adjudicatorios o vendedores, han tenido que cerrar, yéndose del lugar. Foto Wuilmer Barrero

Uno de los aspectos que podríamos haber conocido, era el que tiene que ver con quien regenta este Mercado. Reconocido como un ente que está adscrito a la Alcaldía Bolivariana de Caroní, en nuestra visita en medio de un día de mucha actividad, por lo general, es decir, hoy sábado, pero se conoció que la administradora no estaba presente.

Ello para ver si existe algún plan de acción para mejorar un icónico Mercado ubicado en pleno corazón de Puerto Ordaz, y que está casi qué a punto de formar parte de los entes desaparecidos, en su totalidad.

Se suma, se entiende, la temática de la seguridad que debe prevalecer en un centro de venta de productos alimenticios, como este. Tan importante en sus mejores tiempos, y hoy condenado al olvido triste, y la desolación absoluta.

Valdrá esperar varios “Milagro-s” para que el Mercado Municipal de Puerto Ordaz, pueda volver a ser, como en los años pasados, una referencia obligada para la familia guayanesa.

Digamos todos, amén…