Hablar del ritmo musical conocido como merengue, hay que comenzar diciendo que este ritmo se ha dicho que es original de la República Dominicana, pero también hay que recordar que en Colombia y otros lugares del Caribe en los años 30s, 40,s, 50,s y hoy día todavía en nuestra Venezuela,  también se ha bailado merengue y se ha tenido como ritmo nuestro.

Claro, en esos primeros años se bailaba el llamado merengue “rucaneado” y era muy mal visto por la aristocracia venezolana, se decía que era un ritmo indecente que era una falta de respeto, y solo se bailaba en los recordados mambiles, hasta que llegó el momento cuando orquestas como la de Luis Alfonzo Larrain y otras lo fueron introduciendo.

Pero si hay que reconocer que en la Republica Dominicana, se ha mantenido durante muchas épocas y han nacido figuras como Ángel Viloria, “el caballo” Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Juan Luis Guerra, Las Chicas del Can, y muchísimos otros, pero hasta el catalán  Xavier Cugat en el año 1.955 se atrevió y lanzó al mercado un L.P titulado “A Bailar Merengue”.

Contraportada instructiva

Incluso en la contraportada traía unas indicaciones “como se bailaba el merengue” a la gente y los bailarines de la época se les olvidó ¡!que era música indecente!!.

Antes de toda esta historia, ya el día 31 de diciembre del año 1937, había pisado tierra venezolana el autor de piano merengue: Francisco Simó Damirón, persona que se atrevió a acompañar en el barco Sordwagen, al maestro Luis María Frometa Pereira “Billo”, donde también venía acompañado de Freddy Coronado, el hermano de Billo: Fernando Frometa Pereira, “el negrito” José Ernesto Chapuseaux y Ñiñi Vásquez entre otros.

En esta ocasión Damirón era el instrumentista del acordeón (instrumento que da sabor al merengue)

Y… el primer tema que sonó en el Roof Garden fue el merengue conocido como Caña Brava, nace aparte de una gran amistad, un trío magnífico, en la voz estaba José Ernesto “negrito” Chapuseaux, en el saxo Billo y Freddy Coronado que dominaba varios instrumentos:  piano, trompeta, clarinete etc.

Cuando transcurrieron tres años y se venció el contrato con los hermanos Sabal en el Roof Garden, la segunda guerra mundial está en pleno acontecimiento, Billo se complica con fiebre tifoidea y tenía temor de represalias  con el dictador del Caribe Rafael Leónidas Trujillo “Chapita”.

Algunos de los músicos regresan a Santo Domingo (corriendo el riesgo) mientras tanto Billo no le queda otra alternativa que quedarse aquí, en lo que siempre fue su segunda patria y de la cual se enamoró y Chapuseaux y Damirón se fueron Panamá y luego a través del tiempo partieron a los Estados Unidos, para esta época Damirón deja a un lado el acordeón cambiando por un piano el cual dominaba espléndidamente.

Un petromacorisano con mucho talento

El autografiado, Francisco Alberto Simo Damirón nacido en San Francisco de Macoris, Republica Dominicana el día 29 de noviembre de 1908, hijo de Teodoro Simo Knipping y Mercedes Damirón, quien aprendió musicalmente teoría y solfeo con el maestro Sixto Brea y con Rafael Pimentel armonía y composición, ya radicado en EE. UU.

No se imaginaba que iba a ser reconocido en todo el Caribe, Estados Unidos, Europa y en todos el planeta, aunque en su juventud si tuvo la idea de dar a conocer la música de su terruño y es cuando le llega a su musa lo que se llamó EL PIANO MERENGUE.

Se inicia una carrera de éxitos donde llegó a grabar 60 L.P. (todos bien vendidos) los cuales podemos recordar los títulos de algunos de ellos: Piano Merengue, A Bailar Merengue, La Escalerita, Que Siga La Fiesta, Tucurucutu, El Ají Caribe, Damirón, su Piano y Ritmo, Con sabor, Damiron los invita a Bailar, Por Un Maní, Aquellos Días Felices, Si me va a Querer, estos son algunos de los títulos de los LP y los temas más conocidos son: Que Siga la Fiesta, El Ají Caribe, Piano Merengue, A Ti Na Ma, Bien Apretaito, Papá Montero, La Mecanógrafa, Piano, Güira y Tambora, Merengue Melódico.

Merengue Universal y los contenidos en 60 Long Play que dejó  para los coleccionistas. La última visita a Venezuela fue en el momento cuando se le rindió homenaje al maestro Billos con motivo de los 50 años de vida artística, su amigo, paisano, su colega, donde compartieron con Wilfrido Vargas, el con el Embajador y el Cónsul de Republica Dominicana, Oscar de León, Simón Díaz, Rafa Galindo Víctor Pérez, etc, la misma noche cuando el maestro tras mucha alegría y lágrimas le entregó la batuta a su hijo mayor, Luis Vicente “Charlie”, como sucesor de la orquesta.

Damirón estuvo casado con una cantante, la que conoció en su estadía en Panamá llamada Silvia De Grasse, tuvieron un hijo llamado Franckie, ya a su regreso a la patria que lo vio nacer, el día 3 de abril de 1.992, con 83 años de edad se despidió de este mundo.

Deben estar unidos y animando tocando merengues en el cielo, Billo, Chapuseaux y Damirón, como lo hicieron 20 años después de la disolución de la Billo´s Happy Boys cuando estos tres viejos amigos se reunieron en los estudios “Beltone” (4 West 31st Street, New York City) para realizar una producción discográfica de antología que rememora algunos temas de la orquesta que integraron juntos, en acople con otros títulos que fueron éxitos de la Billo´s Caracas Boys, para entonces disuelta. ¡!ENTONCES, A BAILAR MERENGUE!!!