El presidente de Chile, Gabriel Boric (d), recibe al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, hoy, en el Palacio de La Moneda, en Santiago (Chile). EFE/Edu Ribas

Santiago de Chile.- El presidente de Chile, Gabriel Boric, recibió este miércoles al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en el palacio de La Moneda, sede presidencial chilena, para una reunión en la que abordarán la crisis migratoria, temas de inversiones y el cambio climático.

Blinken cruzó el patio del palacio con su equipo y saludó brevemente a Boric a las 9.11 hora local (12.11 GMT) en un pequeño salón contiguo decorado con las banderas de ambos países, antes de pasar a la reunión de carácter privado.

«Señor presidente, un gusto saludarlo», dijo el secretario al estrechar las manos del mandatario chileno, quien le respondió «Bienvenido».

Como es habitual, Boric no llevaba corbata.

En el encuentro, Boric está acompañado de la ministra de Exteriores, Antonia Urrejola; del embajador chileno en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés; del secretario general de Política Exterior, Alex Wetzig; y de su asesor de asuntos internacionales, Carlos Figueroa.

Blinken llegó junto a la embajadora estadounidense en Chile, Bernadette Meehan; del subsecretario de Estado para América Latina, Brian Nichols; de Juan González, asesor del presidente Joe Biden para asuntos latinoamericanos; y por Tom Sullivan, vicejefe de gabinete del secretario.

El encuentro tiene lugar cuando se cumple un mes del referéndum en el que los chilenos rechazaron de forma abrumadora la propuesta de nueva Constitución, considerada la más verde y feminista del mundo, en un duro golpe para el Gobierno de Boric.

Tras la reunión con el presidente chileno, está previsto que el secretario de Estado visite el Coordinador Eléctrico Nacional de Chile (CEN), donde hay participación de empresas estadounidenses.

A pesar de las diferencias ideológicas con Boric, exlíder estudiantil que se convirtió en marzo en el presidente más joven de la historia del país, Washington ve con buenos ojos su compromiso con el medioambiente y con los derechos humanos.

Concretamente, celebra las críticas que ha vertido Boric por las violaciones a derechos humanos cometidas por los Gobiernos de Nicolás Maduro en Venezuela y Daniel Ortega en Nicaragua.

Sin embargo, el presidente chileno fue crítico con la decisión de Estados Unidos de excluir en junio pasado de la Cumbre de las Américas de Los Ángeles (EE.UU.) a Caracas y Managua.

El secretario de Estado inició el lunes una gira por Latinoamérica con el objetivo de intentar acercar posturas con los Gobiernos de izquierda de Colombia, Chile y Perú.

 

EFE