Moscú.- Rusia afirmó este miércoles que la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa y bajo control de las fuerzas rusas, operará bajo el liderazgo de los departamentos relevantes de la Federación Rusa tras la anexión de la provincia homónima.

«La central nuclear de Zaporiyia ahora está ubicada en el territorio de la Federación Rusa y, en consecuencia, debería trabajar bajo el liderazgo de nuestros departamentos relevantes», señaló durante una conferencia en la agencia RIA Nóvosti el viceministro de Exteriores, Serguéi Vershinin.

El asesor del director general de Rosenergoatom, Renat Karchaa, que acompañó a la misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) durante su visita a la planta de Zaporiyia, indicó que Rusia será la propietaria de todo el complejo nuclear.

«Se ha creado una organización operativa. Esta estructura fue establecida por Rosenergoatom. La Federación Rusa será la propietaria del complejo en todo lo relacionado con la central nuclear», afirmó en el canal de televisión pública Rossía-24.

También indicó que la organización operativa se estableció el pasado día 3.

El que era director general de la planta, Ihor Muráshov, fue detenido durante varios días y posteriormente expulsado a territorio dominado por Kiev.

Karchaa sostuvo que ya hay un candidato para el puesto de director general de la central nuclear, que proviene de la actual plantilla en Zaporiyia, operada por empleados ucranianos aunque controlada por las tropas rusas.

«Sí, por supuesto, pero no puedo dar su apellido todavía. Este equipo lo más probable es que esté dirigido por una persona que no sea de afuera, será una persona de carne y hueso de la estación», dijo.

La empresa estatal de energía nuclear ucraniana, Energoatom, denunció el pasado día 1 la detención y desaparición del hasta ahora encargado de la planta nuclear.

Muráshov fue liberado finalmente el lunes y «expulsado» a territorio controlado por Ucrania, por lo que no volverá a asumir sus labores en la planta.

Las declaraciones de Vershinin y Karchaa se producen justo antes del viaje del director general del OIEA, Rafael Grossi, a Kiev y a Moscú para continuar sus consultas dirigidas a acordar e implementar cuanto antes una zona de seguridad en torno a la central nuclear, algo que ahora está más que nunca en duda tras la anexión de Rusia de la región de Zaporiyia.

La planta ha sido y continúa siendo objeto de frecuentes ataques de los que se acusan ambas partes.

El argentino viajará a Kiev desde Armenia, donde estuvo de visita oficial durante dos días.

 

EFE