Doha, Catar.  La tentación de reducir el Francia-Polonia a un choque entre Robert Lewandowski y Kylian Mbappé es comprensible dada la influencia que ambos tienen en sus selecciones, que este domingo buscarán los cuartos de final en el Mundial de Qatar.

Pero las cosas son más complejas. Polonia ha visto cómo el braugrana solo ha conseguido una diana, mientras que su guardameta, Wojciech Szczesny, acumula 90 % de paradas, dos penaltis detenidos, un gran porcentaje de la responsabilidad de que su selección superara la fase de grupos 36 años después.

Y la maquinaria de Francia, que afronta un duelo del KO por vez primera en un Mundial como campeona del mundo, tiene a Mbappé como principal estilete, pero carbura con la gasolina que le está poniendo Antoine Griezmann, el hombre que más ocasiones de gol ha creado en lo que va de Mundial.

Mbappé va lanzado a convertirse en el protagonista de la competición, determinado a conducir a su nación a ser la primera en renovar el título desde que lo hiciera Brasil en 1962 y colocarse así, con solo 23 años, en la senda de su admirado Pelé.

Suma ya tres tantos, pero el jugador está al frente de un equipo armado hasta los dientes, que hace difícil resumir sus valores a un solo nombre, por mucho que sea el del futbolista de moda, capaz de cambiarle la cara a cualquier selección, como demostró hace tres días frente a Túnez.

– Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Koundé, Varane, Upamecano, Theo Hernandez; Tchouaméni, Rabiot; Griezmann; Dembele, Giroud, Mbappé.

Polonia: Szczesny; Cash, Glik, Kiwior, Bereszynski; Krychowiak, Bielik; Kaminski, Zielinski, Frankowski; Lewandowski.

Árbitro: Jesús Valenzuela (VEN)

Estadio: Al Thumama de Doha

Hora: 11:00 am (hora venezolana)

Efe deportes