Trailer en malas condiciones. Fotos: Wuilmer Barrero

Los trailers residenciales de CVG Bauxilum, ubicados en Puerto Ordaz, se encuentran en un estado deplorable, por lo que residentes de estos denuncian que todo esto se debe a la falta de servicios y desinterés del alcalde del municipio Caroní, Tito Oviedo,  lo que los ha llevado a caer en un estado de desamparo.

Un aproximado de 140 familias son las que se encuentran establecidas en 70 unidades, entre las cuales se encuentran adultos mayores y niños los cuales están expuestos a esta situación deplorable.

Moradores explicaron al equipo de Nueva Prensa Digital, los problemas que siempre los están atormentando y rara vez son atendidos, por lo mismo han tenido que buscar otras alternativas, las cuales tienen que costear con su propio bolsillo.

Hacen hincapié en que hasta ahora no han sufrido ningún problema con el tema seguridad, hasta los momentos no han sido azotados por el hampa.

Aseo urbano

Virginia de Martínez, residente de uno de los trailers, declaró que «el aseo pasó en diciembre, pero antes de eso, pasamos tres meses acumulando basura, porque no tenemos donde botarla y quemarla no podemos».

El paso regular de las unidades compactadoras no es algo a lo que están acostumbrados los vecinos, por lo que se ven obligados a acumular puntos de basura hasta que alguien venga a levantarla.

De Martínez aclara que no tienen ningún contenedor designado y deben colocarla en un sitio alejado para que los olores no molesten a los demás.

Falta de desmalezamiento

Residentes señalaron que ellos son los que han tenido que lidiar con el tema del podado, el cual de igual manera han tenido que cubrir ellos mismos, pero se les hace complicado tener todos los meses, para contratar a alguien que les trabaje y les ayude.

En consecuencia, el «monte» les ha llegado a crecer a alturas exageradas, pero cuando logran podarlos y limpiar los árboles de los alrededores, deben dejar los desechos en el sitio.

 

Viviendas deterioradas

«Estos trailers fueron hechos para durar 30 años y ya llevamos 50, entonces ahora se están deteriorando y no podemos hacer nada, solo nos queda esperar a que se dignen a colocar nuevas unidades», expresó  Martínez con respecto al estado actual de los trailers.

En constante alerta y peligro está el día a día de los residentes de estos, debido al avanzado estado de deterioro en el que se encuentran sus viviendas.