Ciudad Guayana. – Los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) son actualmente una alternativa para las personas que no cuentan con un seguro médico y se les hace imposible el coste de los exámenes médicos que requieran, por lo que estos centros hospitalarios generalmente son muy concurridos.

Estas instalaciones también se han visto afectadas por las dificultades que atraviesa actualmente el país, por lo que en ocasiones no cuentan con los equipos e insumos necesarios para diagnosticar y recetar a las personas que llegan con malestares o dolencias, por tal motivo sus pacientes exigen al sistema de salud invertir más en equipos e insumos. 

Francisco Gutiérrez, denuncia que el CDI Los Olivos, ubicado en la calle mediterránea, en Puerto Ordaz, llegada las 6:00 pm cierra sus puertas y se niegan a prestar ningún servicio.

Indicando que tampoco contaban con equipos para realizar ecos, radiografías y casi nunca tenían medicinas para recetar.

Atención

Por su parte Mercedes Mendoza, una ciudadana que se ha hecho chequeos en una de estas instalaciones, asegura que hasta ahora si la han atendido bien y le han suministrado algunas medicinas.

Señala también que cuando alguno de estos centros se encuentra sin luz complica el que se les atienda satisfactoriamente.

Mariangel Márquez, que se acercó a uno de estos CDI para realizarle a su bebé, la cual tenía 18 días de haber nacido, por lo que pensó que le pondrían “trabas” para hacerle el examen neonatal, “pensé que porque mi niña había pasado el tiempo recomendado para esta prueba, pero para mi sorpresa me atendieron con toda la atención y rapidez posible”.

Es importante destacar  que estos forman parte de la Misión Barrio Adentro, la cual es un programa social que se caracteriza en la utilización de médicos cubanos y venezolanos, para ofrecer servicios de salud a la población venezolana en las zonas pobres del país (llamados, barrios), en ambulatorios pequeños construidos y dotados de insumos médicos en zonas inaccesibles y que quedan lejos de los hospitales.

Leonardo Estanga – Pasante